Pasó lo Peor, Pero Hay Peligro Latente por los Escurrimientos de Agua, Dice el Gobernador de Sinaloa

0
24

 

*Unas 400 personas refugiadas en Rosario

*Recorre de nuevo Escuinapa y Rosario

 

Desde Mazatlán, el gobernador Rubén Rocha Moya encabezó esta mañana de lunes la “Semanera” y dijo que ya pasó lo fuerte del meteoro “Orlene”, que deja mucha lluvia y con el peligro latente de los escurrimientos de agua de la sierra a las partes bajas. Hay unas 400 personas refugiadas en albergues del Rosario y unas cuantas familias en Mazatlán, en el auditorio del Instituto Cultura de Occidente (ICO).

En las preguntas indicó que no tiene los daños cuantificados y que las partes más afectadas están resultando en El Rosario y Agua Verde. Indicó que si hay daños mayores se pedirá la declaratoria de “zona de desastre” al gobierno federal, pero que mientras tanto su administración estará pendiente y en apoyo de lo más necesario para los eventuales damnificados.

Informó que la presa Picachos está su máxima capacidad y que aumento el desfogue de agua de 10 mil metros cúbicos a 20 mil metros cúbicos por segundo, pero se cuida las partes bajas de los arroyos y canales.

Al término de la rueda de prensa semanal, el gobernador con una parte de sus secretarios se fue a inspeccionar los daños y coordinar la ayuda para los afectados de Escuinapa y El Rosario.