Cabildo Municipal reconoce a impulsores de la “Marcha del Orgullo y la Diversidad Sexual” en Mazatlán.

0
19

El Alcalde Edgar González resaltó la importancia y el impacto positivo de las acciones llevadas a cabo por los ciudadanos Víctor Manuel Hernández Rodríguez, Angelica Rocío Villaseñor Naranjo y Felipe Osuna.

En una emotiva y significativa Sesión Solemne de Cabildo, el Alcalde de Mazatlán, Edgar González, hizo entrega de un valioso reconocimiento a los organizadores de la primera “Marcha del Orgullo y la Diversidad Sexual” en Mazatlán.

Acompañado por la Secretaria del Ayuntamiento y Regidores comprometidos con la diversidad y la inclusión, el Primer Edil resaltó la importancia y el impacto positivo de las acciones llevadas a cabo por los ciudadanos Víctor Manuel Hernández Rodríguez, Angelica Rocío Villaseñor Naranjo y Felipe Osuna en la promoción y defensa de los derechos de la comunidad.

“Es un tema que tiene que ver con el respeto, con los derechos humanos, que tiene que ver con ser incluyente, tiene que ver con mucho y engloba tanto esta temática. Hoy en día han caminado mucho, han logrado bastante, fueron pioneros y hoy en día todo mundo se puede adjudicar lo que algunos con tanto batallar lograron. Hoy quiero decirle que la lucha continua, que cada día mas tenemos que buscar el respeto entre todos en esta sociedad, cabemos todos, tenemos derecho a vivir plenamente”, afirmó.

Durante su discurso, el reconocido ciudadano Víctor Manuel Hernández Rodríguez compartió la visión y el compromiso detrás de esta iniciativa, destacando la labor incansable que se está realizando para aumentar la visibilidad y el respeto hacia la comunidad en todo el municipio. Externó el inimaginable cambio que esta acción logró en el puerto.

“Es un honor estar rodeado de personas que estuvieron conmigo desde esa primera marcha. Comprometidas con los derechos de la diversidad buscando siempre la igualdad y la inclusión. Y donde derivado de esta acción, la visibilidad de nuestra comunidad dio el primer paso. Cuando comenzamos a realizar estas marchas hace 17 años, nunca imaginé el impacto tan favorable que tendría en nuestra sociedad. Ha sido verdaderamente inspirador ver cada año, en el mes de junio, a personas de todas las edades géneros y orientaciones unirse con tanta alegría el mes del orgullo. Cada paso que vimos juntos es un recordatorio de qué el amor y la aceptación son más fuertes que cualquier prejuicio”, expresó.

Este acto simboliza un paso significativo hacia una sociedad más inclusiva, diversa y respetuosa con las diferencias individuales, con el fin de seguir avanzando hacia un futuro más igualitario para todos.