“Orlene” se Espeque que Llegue a Mazatlán con Fuertes Lluvias este Domingo

0
24

 

*Mazatlán en “alerta verde”

*Zona turística vulnerable

 

 

El Comité de Emergencias de Protección Civil, en el que están autoridades y dependencias municipales, estatales y federales representadas, se declaró en estado de “alerta verde” por el fenómeno meteorológico “Orlene” que se ubica a 400 kilómetros a la altura de Manzanillo y que estima llegue al sur de Sinaloa con fuertes lluvias este domingo. De momento se mueve muy lento a 7 kilómetros por hora.

Esta mañana inició la reunión el secretario del Ayuntamiento, Edgar Augusto González, y a los pocos minutos se sumó el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez, quien en su breve mensaje agradeció la disposición de los otros dos niveles de gobierno para estar en estos momentos apoyando en situaciones de emergencia.

De los primeros al micrófono fue Hugo Nordhal, responsable del Servicio Meteorológico de Mazatlán, dependiente de Conagua, quien dio a conocer la trayectoria del fenómeno natural y que se espera que arribe al sur de Sinaloa y Mazatlán como tormenta tropical con lluvias fuertes a partir del domingo.

Luego, Eloy Ruiz Gastélum, responsable de Protección Civil en Mazatlán, informó del Plan Operativo para enfrentar este fenómeno de la naturaleza y dijo que se dispone de mil 80 elementos humanos, entre personal, del Ejército, la Marina, la Guardia Nacional, Seguridad Pública, Protección Civil, Cruz, Bomberos, entre otras personas. Agregó que en estos momentos, por la lejanía del fenómeno frente a las costas de Colima y Michoacán, estamos en “alerta verde”.

Dijo también que se cuentan con 168 unidades móviles, desde autos, hasta camiones y equipo pesado como trascabos y otras máquinas. Afirmó que se han ubicado en la ciudad nueve zonas vulnerables, que van desde la colonia Foresta, El Toreo, Hogar del Pescador hasta la Zona Dorada.

Serán ubicados tres grandes refugios temporales: en el Instituto Cultural de Occidente y en las sindicaturas de El Quelite y Villa Unión. En caso de que la lluvia rebase los 150 milímetros, estarían en riesgo unas 200 familias de las partes bajas y algunas asentadas en los márgenes de los arroyos y canales.