Mesón de los Laureanos en El Quelite, un Lugar con Historia y Cultura

0
114
FN4A8148-3.jpg

*Marcos Osuna, con vocación de servicio

*Punto exquisito de convivencia familiar

El doctor Marcos Osuna, dueño del “Mesón de Los Laureanos”, se muestra orgulloso de que su restaurante tenga historia, tradición y cultura gastronómica, porque es uno de los lugares más visitados por el turismo local, nacional y extranjero.

El “Mesón de los Laureanos” está en la calle principal de la sindicatura de El Quelite, pueblo mágico, a 40 kilómetros al norte de Mazatlán, y cuya entrada, desde la carretera México 15, unos 15 kilómetros hacia la comunidad, está sembrada de numerosas y multicolores buganvilias.

El doctor en medicina general que por su estilo, amable, sencillo, se metió de restaurantero, dice que la comida es variada, pero muy campirana, desde la barbacoa, la lengua, la birria, las codornices, la carne asada al carbón y las tortillas hechas a mano, entre otras cosas; aquí, en El Quelite se encuentra un remanso de paz y armonía con la naturaleza.

La casa muy de pueblo, con tejas, barro, maderos en los techos, flores por todas partes, paseo a la caballo, murales y fotografías de la historia de El Quelite, que hacen del “Mesón de los Laureanos” un lugar muy especial y muy agradable para visitar y sobre todo comer en familia. Después, recorrer las callejas y disfrutar los dulces de la región.

Marcos Osuna habla también de la historia de El Quelite y de cuando el general Elpidio Osuna se levantó en armas en contra del dictador Modesto Arámburo Lizárraga. También, en la entrevista con el doctor Osuna, nos habla de un desfile de personajes que han comido y visitado este bonito lugar; comenta de artistas como Pablo Montero, Paty Quintanilla, Angélica Aragón, José Angel Espinosa “Ferrusquilla” y hasta los hijos de Pedro Infante, así como políticos como Cuauhtémoc Cárdenas y los ex gobernadores Juan Millán y Jesús Aguilar Padilla, incluido el actual mandatario Mario López Valdez.

Muy ufano el doctor Osuna dijo que al “Mesón” lo visita mucha gente desde Choix hasta La Concha, y desde estados como Nayarit, Jalisco, Michoacán, Coahuila,

Durango y Chihuahua. Dice también que viene mucha gente a copiar, a tomarse fotos para luego hacer cambios en sus negocios.

El doctor Osuna, orgullosamente quelitense, hasta cantó la famosa canción de El Quelite, ante la mirada y el oído atento de los comensales, porque aunque la entrevista se hizo hoy miércoles, el lugar estaba lleno y no solamente los fines de semana.