En el blanco Fernando Zepeda H.

0
32

*¿A que le tira Rocha Moya con su lista de aspirantes a candidatos?
*Que le avisen al Gobernador que, en política, Mazatlán se cuece aparte y ahí está su historia
*La posibilidad de que impere el desorden en el malecón con motivo del desfile de Carnaval, es cada vez mayor
*El paquete de reformas de AMLO además de antidemocrático, presentado también a destiempo, tiene tintes electorales, afirma el jurista Diego Valadés
*Llenó completo en el primer evento de Carnaval con la coronación del Rey de la Alegría y la presentación de Julión Álvarez. El operativo de seguridad funcionó

 

¿A que le tira Rocha?. Habrá quienes opinen que se actuó con perversidad. Porque ingenuo el Gobernador Rubén Rocha Moya no lo es. Pero para elaborar la lista de aspirantes a las candidaturas de Morena por Sinaloa, evidentemente se pisotearon algunas dignidades. Se avasalló por decir lo menos a muchos que creyeron que eran los “invitados”. Y al final se designó a gentes allegadas al Gobernador.

Valió la militancia. Los morenistas de a pie. Los que desde antes del 2018 cuando asomaron a los cargos de elección popular en Sinaloa, sintieron que había llegado su momento. Pareciera que al Gobernador no le importó que los nombres de quienes aparecen en “su lista” sean algunos unos completos desconocidos. Que no tengan trabajo partidista.

Que ni siquiera las bases de Morena los conozcan. Y de experiencia, mejor ni hablar. Aunque claro están ahí nuevamente aquellos que repetirán como candidatos al senado como es el caso de Imelda Castro, a diputados federales, como es también el caso de Merary Villegas y quien no quiere soltar la liana Jesús Ibarra quien brinca de diputado local como aspirante a diputado federal. El caso de los propuestos en la lista de Rocha Moya para diputados locales, ilustra las incongruencias del discurso del propio Gobernador que repitió en varias ocasiones que “los que ahora están ocupando un cargo, que le den chance a otros”. Pues escupió al cielo. Propuso a nueve diputados que actualmente ocupan esos cargos para reelegirse. Ese es el caso de Juana Minerva Vázquez, César Ismael Guerrero, Cecilia Covarrubias, Ambrocio Chávez, Almendra Negrete, el inefable Serapio Vargas, Rita Fierro, Rosario Sarabia y Pedro Lobo.

 

En el caso de los aspirantes a las alcaldías en la lista del Gobernador suman 12 que buscarán reelegirse. Incluido quien no ganó la elección en Culiacán, pero ocupa el cargo en lugar de Jesús Estrada Ferreiro que fue destituido. Juan de Dios Gámez que tuvo como mérito el ser ahijado del Gobernador es quien ocupa la alcaldía de Culiacán y buscarán que repita. Tal vez Rocha Moya tenga sus propios números y crea que con los que lanza para reelegirse se podrán obtener los suficientes votos para sacar adelante la elección del 2 de junio. Sin embargo, como que deja de lado el desgaste político y de imagen que desde el 2018 ha tenido Morena y muchos de sus personajes. No miden el hartazgo que en poco rato provocaron entre los ciudadanos. No miden la desilusión que provocaron también en el ciudadano que les dio su voto de confianza y los defraudaron. El discurso que ofrece “un cambio” ya no le queda a Morena. Porque ya lo probaron los sinaloenses. Y créanlo, desilusionó a muchos. Pero Rocha Moya tiene sus datos. Y tal vez tenga algo a qué atenerse.

 

Mazatlán se cuece aparte. Que alguien le avise al Gobernador Rubén Rocha Moya que, en Mazatlán, ni sus “otros datos” ni nadie tiene seguro el resultado de una elección. Que le informen que desde en 1997 el PRD dio la sorpresa al ganar la elección a diputado federal por el 08 distrito electoral con cabecera en Mazatlán. Y fue el arquitecto Armando Galván Gascón quien se alzó con el triunfo. Pero luego llegaron otras elecciones en las que el Partido Acción Nacional desplazó al PRI. Desfilaron hombres de Humberto Rice, Alejandro Camacho, Alejandro Higuera y Carlos Felton. Pero también se dieron los triunfos del PT, el primero a la diputación federal con sede en Mazatlán y posteriormente ganó la alcaldía. Ambas con el defenestrado Jorge Rodríguez Pasos.

 

En los últimos cinco años, Morena se apropió de la alcaldía. La irrupción del “Quimico” Luis Guillermo Benítez con un primer trienio plagado de señalamientos de corrupción y un segundo que coronó todo el lastre que cargaba y que lo llevó a dejar el cargo. Hoy la alcaldía la ocupa Edgar González quien enderezó como pudo el barco. Que se apuntalaba como posible aspirante para repetir en el cargo. Pero la lista de Rocha Moya hundió sus aspiraciones. En lugar de todos los que se apuntaron para convertirse en candidatos a la Alcaldía de Mazatlán, con méritos propios, con trayectoria política, con presencia real, fueron avasallados por la decisión del Gobernador que decidió jugársela con una completa desconocida en colonias y no se diga la zona rural, la joven Estrella Palacios, hoy titular de Turismo. Otra cuyo mérito es ser ahijada del Gobernador. Tal vez el Rocha Moya no le de la importancia que debiera a la oposición. Tal vez no tiene la lectura de la desilusión de los ciudadanos provocada por los escándalos del “Quimico”.

 

No están conscientes que el daño que ocasionaron a Mazatlán es tan grande como tan grande puede ser la derrota que le puedan propinar. Y cuidado, enfrente tendrán a un Guillermo Romero, ya registrado como propuesta del PAN a la alcaldía, que no es para nada una perita en dulce. Y si a la completa desconocida que enviará Morena a la alcaldía de Mazatlán no tuviera suficiente para preocuparse, la lista del Gobernador incluye a desconocidos para las diputaciones locales, que ni siquiera los morenistas de a pie los identifican y al único que ubican tiene más negativos que los que se le puedan achacar al sistema de aguas negras de Mazatlán, nos referimos a Miguel Ángel Gutiérrez. Rocha Moya se puede llevar una desagradable sorpresa el 2 de junio.

 

El desorden que viene. La policía municipal tuvo que intervenir ayer para desmontar las casas de campaña que se habían instalado a lo largo del malecón por donde habrá de pasar el desfile de carnaval. La instrucción del Alcalde Edgar Gonzales fue que se retirara todo aquellos que obstruyera el libre paso de las personas en el malecón. Pero que se permitiría que llegaran con sillas y guardaran si quieren un espacio, siempre y cuando no las renten. Lo cierto es que ayer por la mañana camionetas de todo tipo se observaron bajando sillas que eran colocadas en el malecón. Todo parece que intentarán rentarlas. Pues en redes sociales seguían promocionando la renta de sillas en un claro reto a la autoridad que avisó que no se permitiría la renta de sillas con motivo de los dos desfiles de carnaval. Habrá que ver qué pasa.

 

Reformas antidemocráticas. Si alguien sabe de Derecho Constitucional en México, es el jurista e investigador Diego Valadés. El también mazatleco afirmó que el paquete de reformas enviado recientemente por el Presidente López Obrador a la Cámara de Diputados, es antidemocrático. Para el jurista quien es investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y Presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional este paquete de reformas es meramente electoral. Es una expresión extemporánea, porque debió de haber sido al inicio de su gobierno y apuntó, “estimo que el Presidente no valoró, ni le dieron a conocer los efectos antidemocráticos y regresivos de su propia propuesta”.

Lleno total. El primer evento del Carnaval Internacional de Mazatlán lleva do a cabo ayer por la noche, como fue la coronación del Rey de la Alegría, resultó con un lleno total del estadio de beisbol Teodoro Mariscal. Los porteños, como muchos visitantes del resto del estado e incluso de otros lugares del país viajaron exprofeso para ver y escuchar al cantante Julión Álvarez. Hasta el cierre de esta columna, el operativo de vigilancia dentro y fuera de la sede de este evento no reportaba incidentes graves.