Comprometen mil millones de pesos para la reconversión en Sinaloa

0
30
IMG_8280.jpg

*Es para el ciclo que viene y para bajarle al maíz amarillo

*También se apoyará al sorgo, trigo y frijol

 Para seguir con la reconversión y bajarle al maíz blanco, en  busca de que este recupere precio, en Sinaloa se tienen ya comprometidos para el año que entra mil millones de pesos, informó el presidente de la Liga de Comunidades Agrarias en Sinaloa, Germán Escobar Manjarrez.

Dijo que estos recursos se obtuvieron de una gestión de equipo que realizaron con los diputados federales y el mismo gobernador Mario López Valdez, de entrada del nuevo presupuesto ya hay ese dinero.

Los acuerdos son sembrar maíz amarillo, en promedio hasta 50 mil hectáreas, con un apoyo de 350 pesos adicionales.

En el caso del sorgo, se prevé mantener hasta 100 mil hectáreas, con un apoyo de 600 pesos.

“Mantener el frijol pinto hasta 15 mil hectáreas, donde se va apoyar con semilla y con 2 pesos, recurso que se ha comprometido para Zacatecas y en el caso del trigo, mantenerlo hasta 75 mil hectáreas, donde se van a dar mil pesos”, indicó.

Germán Escobar, dijo que como estrategia adicional también traen que no nadamás el gobierno tiene que apoyarlos, sino  también las semilleras, que de las últimas heladas a la fecha subieron el precio al doble.

En el sur también hay acciones importantes como es la construcción de la presa Santa María, a la que ya se le etiquetaron mil 200 millones de pesos.

Con esta obra se van a incorporar más tierras al riego, y el desarrollo será mayor para la zona sur del estado.

Uno de los cultivos que se verán favorecidos será el del maíz amarillo, ya que México es deficitario en este producto, y habrá la oportunidad para los agricultores para adentrarse en este cultivo, señaló.

En su gira por Mazatlán el líder de la CNC, Germán Escobar, estuvo acompañado por el delegado de la Confederación Nacional Campesina en Sinaloa, diputado Enrique Cárdenas del Avellano, quien habló dijo que el principal problema del campo se llama financiamiento.

Por eso a la par que se buscan apoyos crediticios con bajos intereses, también se trabaja en la cuestión de los precios de los fertilizantes y semilla, para que estos sean más accesibles y no sangren la economía de la gente del campo.