Zona Mixta

0
40
pelea-del-siglo-gale-4.jpg

Por: Alberto Camacho Sarabia

Futuro dorado.

Vaya, esperábamos que Dorados consiguiera un resultado positivo en el partido de ida ante San Luis, pero nunca creímos que fuera así de contundente y esperanzador.

Los peces de Sinaloa se llevan una ventaja de 3-0 a la capital potosina y buscarán terminar la obra en el “Alfonso Lastras”, que les permita alcanzar la final de ascenso en donde se medirían con Necaxa.

Si bien el partido se le complicó al conjunto áureo en los primeros 20 minutos, el equipo de Carlos Bustos supo abrir el candado defensivo de su contrincante, el cual dicho sea de paso, venía con todas las intenciones de parapetarse en su marco y buscar irse en ceros a San Luis Potosí; como suele suceder y como ya lo hemos recalcado en este espacio, equipo que sale a defenderse y destruir el juego en lugar de proponer, termina yéndole mal.

Dorados aprovechó todas las facilidades del rival que terminó desvaneciéndose tras el primer gol, y gracias al buen nivel de fútbol desplegado en el terreno de juego, se tiene el campeonato en la bolsa en un 50 por ciento, sin embargo, tampoco es para confiarse con el resultado, hay que estar tranquilos pero para nada se debe estar seguro de que este arroz ya se coció, restan 90 minutos en una cancha muy complicada y la concentración debe estar a tope.

Como dato anecdótico, el conjunto de Atlético San Luis trajo a su porra desde la capital potosina, sin duda el grupo de animación era más grande que el “escuadrón aurinegro” (porra de Dorados), pero eran una minoría muy marcada en el Estadio Banorte, no obstante, su capacidad para hacer ruido y sacar de quicio a los seguidores del conjunto sinaloense fue digna de reconocerse.

Transcurría el partido y no se le veía por dónde San Luis o Dorados se hicieran daño, ante eso, los hinchas visitantes decidieron recordárles el 10 de Mayo a los jugadores del equipo de Culiacán, lo que causó la rechifla y el idem del respetable hacia ellos, y casi como por acto de magia, a los cinco minutos que empezaron los insultos por parte de los potosinos, cayó el primer gol de Dorados y las burlas y provocaciones por parte de la localía, se dejaron ir como avalancha sobre los seguidores del Atlético San Luis, quienes se hicieron bola en la esquina superior derecha de cabecera norte.

Las hostilidades no se hicieron esperar y comenzaron los intercambios de golpes entre potosinos y sinaloenses, sin embargo y como dato chusco, en medio de la trifulca se veía a los cubeteros vendiendo cerveza como si nada estuviera sucediendo, bien podía caerse el estadio y ellos mientras siguieran vendiendo el líquido ambarino les daba lo mismo, parecían paramédicos de la Cruz Roja Internacional en medio de una zona de guerra en el Medio Oriente.

Otro punto importante es hablar de la ausencia de Roberto Nurse, muy seguramente el ariete panameño no se presentará en el duelo de vuelta y quizás no lo haga en una eventual final de ascenso, sin embargo, es de destacar la capacidad del equipo para sobreponerse a la sensible baja y mantener el nivel ofensivo pese a no contar con su hombre más importante al frente, bien por Carlos Bustos y por el equipo en general.

Por lo pronto, a esperar una semana entera por el duelo de vuelta que servirá para que el equipo descanse y recargue las baterías que permitan afrontar el exigente reto.

Muy cerca, Dorados, muy cerca está la Primera División.

=0=

Cambiando drásticamente del tema, hay que hablar un poco de la “pelea del siglo”, la cual más bien fue “el robo del siglo”, un completo fiasco la pelea entre

Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr, la verdad me siento robado y eso que no pagué ni un cinco por ver el tan famoso pleito.

Mayweather Jr. ganó la pelea porque simple y sencillamente la compró, sí, así como lo escribo y lo sostengo: la compró.

El norteamericano jamás le conectó un golpe a Pacquiao y prefirió dedicarse a correr por todo el ring, obligando al filipino a corretearlo por todo el MGM Grand Hotel porque le sacó a los golpes.

Los jueces dieron decisión unánime a Mayweather con amplia ventaja, algo totalmente ilógico y corrupto, debido a que Pacquiao conectó mejores golpes y en las tarjetas hasta dieron empate de 10-10 en par de ocasiones, ¿qué pelea vieron?, ¿Joe Frazier vs Muhammad Ali en 1971?, una verdadera vergüenza.

Manny Pacquiao inició muy bien el pleito atacando con todo a Mayweather y arrinconándolo en las esquinas, durante los primeros asaltos fue una apuesta accesible y parecía dominar a su rival, sin embargo, “The Best Ever” leyó muy bien la estrategia del filipino y evitó acercarse mucho a los vértices del cuadrilátero, razón por la cual, la segunda mitad del combate bajó en cuanto a intensidad y nivel de pelea, debido a que “Money, Money” se dedicó a correr por todo el ring alejándose de los embates del “Pacman”.

Nos vendieron la pelea como la mejor del siglo, y la verdad fue un fiasco, nunca vimos intercambios de golpes como esperábamos y las promesas una vez más no fueron cumplidas.

Estuvo más emocionante la tunda que le propinaron a JC Chávez Jr. recientemente en Carson, California donde al final lo dejaron más golpeado que un balde de noria, ahí si hubo golpes, de un solo lado sí, pero golpes al final de cuentas.

Para la próxima “pelea del siglo”, esperemos que ahora sí haya golpes, para que no nos dé sueño en el séptimo round.

Pendientes.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos una buena semana y nos leemos más adelante.

Hasta la próxima.