La reina de belleza, el amor de Caro Quintero en la cárcel

0
118

Durante su estadía en Puente Grande, Caro Quintero buscaba a una pareja sentimental y encontró a una reina de belleza.

Según el libro «Emma y las otras señoras del narco» de Anabel Hernández, una conductora de música grupera le presentó a Diana Espinoza Aguilar con el capo del cártel de Guadalajara.

La primera vez que Rafael vio a Diana fue en la televisión, cuando ella ganó el concurso de belleza de la cárcel. La mujer estaba recluida por ser cómplice de su novio, quien también traficaba droga y ella fue condenada por el mismo delito.

Ella, con una figura voluptuosa fue del total agrado del narco. «Él estaba solo, yo igual», contó Diana a Anabel Hernández.

En medio de la cárcel de Puente Grande se do el romance entre el capo y la reina de belleza, una historia que ya se ha escuchado con Joaquín «El Chapo» Guzmán y Emma Coronel.

«La Diva», como le decían a Diana, aseguró que Caro Quintero no era como decían. «No es el perro rabioso que cuentan», dijo ella en 2016 en una entrevista.

En ese mismo año, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la inclusión de Diana Espinoza Aguilar en su “lista negra” de narcotraficantes internacionales, por actuar y poseer activos en nombre de su pareja de hecho, el narcotraficante Rafael Caro Quintero.

El director adjunto de la DEA en aquel momento, Jack Riley, dijo que «Diana Espinoza Aguilar ha sido señalada como una asistente clave para Caro Quintero y su régimen de tráfico de drogas global y lavado de dinero».

Caro Quintero y Diana se casaron en la cárcel y al parecer, la relación perduró incluso cuando él estuvo prófugo.