LOS MEJORES COLUMNISTAS: LA CANCELACIÓN DE LA REFORMA EDUCATIVA

0
36

ANDRÉS LÓPEZ OBRADOR

La iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para derogar la reforma educativa cambia los conceptos básicos del artículo tercero constitucional al indicar que la educación en México debe ser universal, gratuita, laica, obligatoria, democrática, integral, equitativa y de excelencia. La iniciativa tiene como finalidad cancelar la mal llamada reforma educativa y detener las afectaciones laborales y administrativas de las que fue víctima el magisterio nacional. Se busca, afirma en su exposición de motivos, alcanzar una educación de excelencia, pero también corregir los errores cometidos que afectan al sector. (Periódico la Jornada. 13 de diciembre  del 2018)

 

AGUILAR CAMÍN.

Ayer se anunció la demolición, a todo trascabo, de la reforma educativa. Aunque se vocea como un hecho cumplido, la demolición depende todavía de una reforma constitucional que derogue la ley educativa vigente. En particular, dos de sus figuras. La primera es el Servicio Profesional Docente, cuyo mandato es evaluar las habilidades magisteriales antes de abrir la puerta al ingreso o a la promoción escalafonaria de los maestros. ( Milenio. 13 de diciembre del 2018).

 

JULIO HERNÁNDEZ

El anuncio hecho ayer por el presidente López Obrador cumple en lo básico lo convenido con ese magisterio disidente. En lo inmediato se desarma el llamado Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en una decisión que de inmediato provocó declaraciones de la consejera presidenta de ese organismo, en el sentido de que AMLO atenta contra las instituciones autónomas. El tema de la evaluación pasa a una fase formativa y ya no punitiva, según lo dicho ayer, pero en ese, como en otros puntos, la afinación de los detalles puede provocar diferendos. En otra arista del mismo problema, se informó de la liberación de activistas considerados presos políticos, mediante amnistía gubernamental. (Periódico la Jornada. 13 de diciembre  del 2018)

 

GIL GAMÉS

El sistema educativo volverá a tener seguía una estructura que, en muchos aspectos, responda más al modelo del “viejo régimen”. O sea, la cuarta transformación le devuelve a los sindicatos la rectoría de la información. Con la pena de penas. La asignación de plazas y promociones para los docentes se hacía de manera opaca y con criterios discrecionales. La formación que recibían no era pertinente ni atendía a sus necesidades ni a las de los estudiantes. (Milenio. 13 de diciembre del 2018).

 

SERGIO SARMIENTO

Un buen sistema educativo, sin embargo, no debe tratar de favorecer a los líderes sindicales sino de satisfacer las necesidades de los alumnos. Si los nuevos maestros no son seleccionados en concursos de oposición, y si los maestros en funciones no son evaluados, los alumnos seguirán pagando los costos de una mala preparación. Reemplazar el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación por un Instituto Nacional para la Revaloración del Magisterio parece un simple cambio de nombre, pero busca enfatizar un cambio de filosofía de las evaluaciones, que dejarán de ser “punitivas” para volverse “revaloradoras”. Si estas nuevas evaluaciones no ayudan a tener mejores maestros, sin embargo, disminuirá aún más la calidad de la educación pública. Los alumnos de las escuelas privadas, donde sí hay evaluaciones y sí se busca contratar y retener a los mejores maestros, tendrán ventajas adicionales. (Diario El Zócalo. 13 de diciembre  del 2018)

 

RICARDO RAPHEL

La única manera de liberar a los profesores del antiguo régimen y de los líderes corruptos fue que el Estado mexicano recuperara el control sobre la política educativa. Entonces se instruyó, desde la Constitución, para que las plazas de los docentes fueran administradas con criterios objetivos basados en la evaluación y otros elementos relativos al mérito. La instancia para desarrollar esos criterios objetivos, o lineamientos, fue el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE). Además de entregársele autonomía técnica y de gestión a este organismo se le otorgó autonomía política, justo para evitar que en sus tareas intervinieran presiones sindicales o político partidistas.