Los Boleros, una Tradición en la Plaza de la República

0
31
11948091_574418419363578_1074674858_n.jpg

*Pobres, pero honrados

*Los clientes de minifalda

Son humildes, pero orgullosos trabajadores del calzado, pues les gusta que los accesorios que “bolean” queden brillosos, nuevecitos a los ojos del cliente. Se trata de unas 20 personas, todos hombres, que tienen su trabajo en la Plaza de la República y ganan de 100 a 150 pesos diarios en promedio, aunque hay días malos en que se llevan apenas los 60 pesos para mantener a la familia.

A pesar de que alcaldes se han boleado los zapatos, los boleros de la plaza no tienen anécdotas, salvo los de clientes que, esporádicamente, olvidan paquetes, celulares o bolsas, que regresa más tarde por ellos. “Aquí nada se pierde, somos pobres pero honrados”, dice David que desde los 13 años de edad ha dado “bola” en esa histórica Plaza de la República.

En las entrevistas de Sinaloa en Línea.com nos informan que el turismo no se “bolea”, pasa de largo y admirando una vieja tradición de “bolero en la plazuela”.

La mayoría paga el derecho de piso, 25 pesos diarios, aunque don José Luis, por su edad, ya no paga por acuerdo del Ayuntamiento. Todos los boleros de la Plaza de la república dejan sus viejos sillones ahí, encadenados o anclados; no sufren del vandalismo.

David se ha convertido hasta en experto zapatero, porque además de “bolear” calzados les cambia la suela y hasta los pinta del color que quiere el cliente; claro llega a cobrar hasta 200 pesos por unas botas.

También le gusta la broma, aunque se pone serio cuando le preguntamos de las mujeres que de falta corta llegan a “bolearse” los zapatos o zapatillas. Qué no les ves más arriba?, preguntamos. “No, no, para nada, hay que ser respetuosos”, ríe con mirada pícara.

Los boleros de la Plaza de la República tienen una buena noticia, porque está el interés de la presidenta del DIF, Sylvia Treviño de Felton, de incorporarlos a un programa para cambiar los viejos sillones por nuevos y más cómodos y uniformar a todos los “chaineadores” de calzado; esperan que esto se haga realidad en este año.