Viaja abuelita desde la Isla de la Piedra al puerto para vender sus dulces

0
2247

*Está pasando por una difícil situación
*Le pide a Dios que la contingencia pase rápido

La contingencia sanitaria del Covid-19 ha afectado la economía de millones de mexicanos que viven al día.
Hoy te contamos la historia de la abuelita Honoria, quien vende dulces caseros a las afueras del mercado “Miguel Hidalgo” de la Colonia Juárez.
Honoria Gonzáles de 80 años de edad, reside en Isla de la Piedra; este al ser un lugar que vive únicamente del turismo obliga a las personas a trasladarse a las calles de Mazatlán para buscar un sustento.
Nuestra abuelita, vende dulces hechos por ella misma con la ayuda de su esposo; quien por ahorrarse unas monedas se queda en casa.
“Vengo desde la Isla de la Piedra a vender mis productos, vendo cocadas, tamarindo de chile, tamarindo de dulce, jamoncillos y pepitorias; nosotros los hacemos en casa”, expresó.
Antes de que la contingencia comenzara, Honoria y su esposo se dedicaban a vender en las playas de Isla de la Piedra.
“Está sólo, no hay turismo no hay nada pero aun así tenemos que salir a trabajar porque no hay dinero”.
Ella le pide a Dios que pase lo más pronto posible la situación que se vive actualmente porque ya no tienen para comer; razón por la cual sale a las calles de la ciudad.
“Tenemos que salir porque no tenemos de donde, la estamos pasando muy mal, ahorita vengo a vender desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde; lo que saque para comer, por eso vengo y espero en Dios que esto se componga más rápido”.
Honoria es un ejemplo de millones de mexicanos que viven al día, los cuales salen de casa a ganarse la vida; aún si eso significa exponerse su vida ante el Covid-19.