Preocupa la Inseguridad en el Transporte Público: M. Ortega

0
36

 

*Cuidar las salidas de Mazatlán

*Policías para sana distancia

El tema de seguridad pública necesita atenderse por parte del municipio, porque con el anterior secretario de Seguridad (Federico Rivas) hubo muchos asaltos a taxistas, conductores de urbanos y en menor número a pulmoneros y aurigas, quizás porque son unidades automotoras descubiertas y están más expuestos los “ratas”; con el nuevo responsable de la SSP ha habido dos reuniones y le dijimos que no hay protección, que no hay rondines y que se descuida mucho por las noches, dijo en la entrevista el dirigente del transporte público, Mariano Ortega.

Desde sus oficinas, ubicadas en la avenida Santa Rosa, agregó que se ha visto a muchos policías en otras tareas que no son las propiamente de seguridad pública, sino de andar en Malecón y en la playa recogiendo basura o en sucursales bancarias cuidando más la sana distancia.

“Le señalamos al nuevo encargado (Juan Ramón Alfaro Gaxiola), que no hay coordinación entre las corporaciones y las dependencias de justicia porque pueden detener a un asaltante de un camión o un taxista, lo presentan ante la Fiscalía y a los dos días sale en libertad bajo fianza y con un 99 por ciento que no van a ser sancionados; hay una impunidad muy grande por la falta de coordinación entre la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública”, agregó.

Mariano Ortega reconoció que a veces colocan puntos de revisión, pero es necesario también cuidar las salidas de Mazatlán en el Venadillo, El Conchi-Miravalles y al sur, por Urías, en donde realmente se expone el taxista.

Dijo que tiene la impresión que no hay nuevas contrataciones en la policía y que hay muchos jubilados y pensionados.

En otro tema, Ortega se quejó de la poca fluidez vial en algunas calles y avenidas, como la Rafael Buelna en donde se cacareo como una avenida de primer mundo y avanzada, pero al quitar los retornos y algunas señalizaciones han convertido esa avenida en un caos y antes transitar por ahí se hacía en 10 minutos y ahora nos tardamos hasta 30 minutos. “Gastamos más gasolinas, más tiempo y menos ganancia”, apuntó.

También cuestionó que los fines de semana se cierre el Paseo Olas Altas, porque es un “lugar que ya perdimos, ya que muchos turistas quieren conocerlo, pero no se puede entrar porque no hay manera de convencer a los policías. Todo esto afecta al Centro Histórico”, añadió.