James Webb: El telescopio espacial más grande que se pondrá en órbita

0
15

La NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio) dio a conocer que la preparación para lanzar al telescopio James Webb sigue avanzando; ahora con la conclusión del empaque del parasol: una estructura de cinco capas en forma de diamante que permite proteger la óptica de este observatorio espacial.

Será a finales de 2021 cuando se ponga en órbita y su importancia se atribuye a su enorme tamaño, así como a su complejidad y potencia, por ello permitirá conocer con mayor profundidad el origen del universo.

Una vez que el telescopio espacial comience a operar será como hacer un viaje al pasado, pues mostrará a los astrónomos la formación de las primeras galaxias y los sistemas planetarios.

Para ello estará a una distancia tres veces mayor a la que existe entre la Tierra y la Luna. Aunque si algo no funciona de manera correcta no será posible enviar astronautas a repararlo, como sí se ha hecho con el Hubble.

El James Webb fue diseñado con una cobertura de onda más larga y con mejor sensibilidad, lo cual le otorgará la posibilidad de observar cuerpos celestes que hasta ahora no han sido investigados.

Aunque se ha dicho que éste reemplazaría a Hubble, la NASA aclara que no será así. Es decir, ambos seguirán operando de manera paralela. Mientras uno estudiará el universo con infrarrojos, el segundo seguirá su observación de ondas ópticas y ultravioleta.

Un aspecto que diferencia a este nuevo observatorio espacial es que posee un espejo plegable de 6.5 metros: mucho más grande que en el Hubble. Esto le ayuda a tener una superficie siete veces mayor para recolectar luz, con respecto a la capacidad de su antecesor.

De esta forma, el James Webb aportará nuevos conocimientos sobre cualquier galaxia en el universo.