Hoteleros tienen doble discurso, no respetan costo de tarifas: Guillermo Romero

0
66
FN4A3602.jpg

*El presidente de la Tres Islas es uno del que las triplicó

*Hay que pregonar con el ejemplo

Algunos hotelero tienen doble discurso, como el presidente de la Asociación Tres Islas, José Ramón Manguart, quien el 16 de julio tenía la tarifa  2 mil 900, habitaciones que en octubre tiene un precio de 790 pesos.

Una cosa es que suban el precio entre un 15 o 20 por ciento, porque  los hoteleros se escudan en la oferta y la demanda, pero ya incrementarlas tres veces más no se vale, opinó el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio en Sinaloa, Guillermo Romero Rodríguez, quien agregó que son los que deben pregonar con el ejemplo.

Manifestó que el otro el líder de la asociación, que es el dueño del hotel Cid Castilla, en el análisis que ellos hicieron sale que el precio de la habitación está a 4 mil 500 pesos la noche, cuando tres días antes de la encuesta que aplicaron era de 3 mil 350.

“Cuando es una habitación que no rebasa los mil 500 pesos en tarifa normal, si dicen que la suben un 25 por ciento, no lo cumplen”, indicó.

Romero Rodríguez mencionó que no coinciden con lo que dicen y hacen.

“Ahorita a nosotros ese tema nos preocupa y nos han comentado que digamos nombres y claro que los décimos, no tenemos porqué esconderlos”.

Reconoció que la Procuraduría Federal del Consumidor ha levantado sanciones, pero no dice nombres, y en ocasiones les pide a ellos nombres, cuando no es su trabajo y aun así se los da.

Ojala que se estén revisando las tarifas, aun y cuando la autoridad se siente incompetente hacia el libre precio, pero es necesario regular esta situación.

“Tenemos que hacer conciencia, por eso el llamado para los presidentes de las asociaciones que son los primeros que han triplicado las tarifas y los tenemos sustentados, no nadamás doy declaración al aire, hay un sustento, deben poner el ejemplo”, señaló.

Adelantó que en el estudio que aplicaron a los visitantes, que fueron mil encuestas, se logró conocer que un 25 por ciento de la hotelería es la que ha disparado las tarifas tres veces y el 75 por ciento restante las mantiene.