EN LA GRILLA

0
75
HERIBERTO GALINDO BELTRONES.jpg

*¿Qué harán los diputados federales salientes?

*Ningún sinaloense fue considerado por Anaya

*Siguen siendo invisibles los jornaleros agrícolas

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

Ya los nuevos legisladores tomaron posesión, pero hay un grupo de sinaloenses que formalmente siguen siendo diputados hasta este día, aunque para maldita la cosa que eso sirve. A la mejor no van a extrañar el fuero, pues ninguno de ellos tiene antecedentes policíacos. Lo que pesa es la plataforma, pues los hay que tienen proyectos políticos a los que una representación legislativa servía a las mil maravillas.

El principal de todos ellos es Heriberto Galindo Quiñones. Todo mundo sabe que el guamuchilense aspira a ser candidato priísta a la gubernatura de Sinaloa. Gracias a que fue diputado federal, pudo recorrer el estado sin ser objeto de señalamientos ni acusaciones específicas, aunque todo mundo sabía que no sólo se trataba de pulsar necesidades o de impulsar proyectos, sino de buscar el modo de ser más conocido y especialmente, de armar redes que pudiesen multiplicar su presencia.

Por ello hizo la Fundación para Mover y Transformar a Sinaloa, que se convertirá en su plataforma a partir de mañna primero de septiembre, cuando legalmente acaba la diputación.

En realidad no es mucho lo que operará en ese sentido. La emisión de la convocatoria a elección de gobernador hará que se cuiden las formas mucho más cuidadosamente, reduciendo lo que hoy se pueda hacer, así que cada movimiento tendrá que ser jurídicamente calculado.

Galindo entrega mañana la coordinación de la diputación sinaloense. Es un acto formal, pues como hemos dicho, ya no será diputado, pero su presencia política y su relación  estrecha con David López su sucesor, le dan espacios para estos eventos.

Francisca Elena Corrales Corrales no pierde la esperanza de ser candidata a la Presidencia Municipal de Mazatlán. Mientras era diputada federal, cada evento podía plantearse como acto de gestión. Hoy tendrá que buscarse una buena salida, pues sus contrincantes, tanto de dentro como de fuera, la traen bien vigilada, y los de fuera están dispuestos a destrozarla en la primera oportunidad.

Por cierto ya Martín Pérez, excandidato en el octavo distrito, dio una muestra de hasta dónde puede llegar la guerra por la sucesión. Con motivo de la Feria de Servicios Institucionales, llenó al secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, con adjetivos descalificativos por haber encontrado botellas de agua repartidas en la feria, con el nombre del funcionario.

A Paquis Corrales ya le han dado por el hecho de no ser de aquí, sino de Cosalá, aunque los panistas han aseverado que por cuestiones de rentabilidad electoral, les conviene más que ella sea la candidata el año próximo.

Jesús Valdez cree que puede recobrar los tres años que pasó en la diputación. Su momento era en 2013, cuando todo mundo consideraba que él sería el candidato, pero Sergio Torres Félix tuvo más habilidad para amarrar compromisos, para conseguirse apoyos importantes, y lo desplazó de manera inapelable.

Sigue siendo un aspirante muy visible, pero hoy tiene enfrente a otros pretendientes, algunos de renombre como el exalcalde sustituto Aarón Rivas Loaiza y el ex secretario de Administración y Finanzas, Oscar Lara Aréchiga, entre otros.

Asómbrese: hasta Alfonso Inzunza, El Ponchín, tiene aspiraciones para regresar a la Presidencia Municipal en Guamúchil, con todo y que su paso por la alcaldía salvadoralvaradense sigue siendo sumamente discutido.

Julieta Torres tuvo sus meses de diputación federal, y ahora se prepara para buscar un distrito local en Mazatlán.

Alfredo Padilla Fierro debe darse por bien servido. Él mismo ha confesado que no tiene más aspiraciones que las que le indique su jefe Juan Sigfrido Millán Lizárraga.

Lo mismo vale para Mirna Velázquez López, suplente de Sergio Torres. Quizá la veremos peleando una regiduría, exigible en nombre de su paso por la Cámara.

Blas Rubio Lara ni debía pensar en un regreso a la política electoral en Guasave. El horno no está para bollos y las luchas intestinas amenazan con calentarlo todavía más.

LAS ASPIRACIONES DE

HEREDIA Y VILLALOBOS

De los diputados panistas el que no quita el dedo del renglón es Martín Heredia Lizárraga, quien dice al que lo quiera escuchar que va a ser candidato a gobernador. Frente a la insistencia de Roberto Cruz, para que haya elección interna,. Heredia propone que se alcancen acuerdos. Confía en que ya se haya superado la situación desatada por el relevo en la dirigencia nacional y se puedan procesar las diferencias para evitar enconos.

Heredia aprovechó sobre todo el último año y medio de su diputación para hacer presencia en el norte de la entidad, donde sus bonos son más bajos. Entrevistado por Guardianes de la  Noche dijo al auditorio de aquella región que si bien allí apenas va empezando, en el sur de Sinaloa, al que considera su territorio natural, la gana con tranquilidad.

Jorge Villalobos, considerado como parte de la fracción panista sinaloense, tiene esperanzas de una diputación local, también por la vía plurinominal. Ha sido él quien ha dirigido realmente los destinos de ese partido en la entidad, gracias a su cercanía con Gustavo Madero, quien le dio juego de gran operador.

Sin embargo, hay que decir que en la primera gran prueba de vigencia, Villalobos no apareció, como no apareció prácticamente ninguno de los cercanos al expresidente blanquiazul. Para acabar pronto, ningún sinaloense apareció entre los 27 propuestos por Ricardo Anaya para el comité nacional.

Quizá Tania Morgan pueda mover cuadros importantes de la localidad para seguir en la política, sobre todo ahora que Acción Nacional está tan huérfano de figuras y tan a merced de personalidades independientes como Manuel Clouthier Carrillo o Heriberto Félix Guerra.

Lo que son Carlos Castaños y Gerardo Peña, no se ven con posibilidades reales de dar golpe.

Queda el legislador del PANAL, Rubén Félix Heys, quien jura y perjura que va a ganar la Presidencia Municipal de Ahome, aunque haya tenido sólo una experiencia electoral y por supuesto, no haya ganado.

LA INVISIVBILIDAD DE

MUCHOS MEXICANOS

La Feria de Servicios Institucionales tuvo ayer alrededor de seis mil asistentes, lo que tiene muy contentos a Gerardo Vargas y sus colaboradores, pues se trata de cifras mayúsculas cuando se trata precisamente de que el secretario general de gobierno sea conocido en medios que van más allá de los grupos partidistas.

Por supuesto, eso mismo le genera críticas y señalamientos tanto dentro como fuera de su partido, pues ni de uno ni de otro lados, hay quien tenga acceso a la posibilidad de hacer movilizaciones como esas, teniendo además el escudo protector de la acción de gobierno, que lo mismo le protege de acusaciones de campaña adelantada, que le evita desembolsos personales.

Por otra parte, está la justificación de una tarea útil, que efectivamente, lleva hasta la gente servicios que frecuentemente están fuera de su alcance, ya por costosos, ya por la intensa tramitología que hay que desenredar hasta llegar a ellos, o incluso por el desconocimiento de muchos tienen respecto de su derecho a ser atendidos.

Ayer hubo un caso de esos que cimbran: una pareja de jornaleros que tiene unos diez años viviendo en uno de los campos agrícolas del rumbo de Eldorado, se enteró por primera vez que debía y podía registrar a sus tres hijos. El registro era rápido y gratuito.

El caso es que estas personas, como muchas otras,  han sido invisibles durante una década. Sus hijos o no van a la escuela o no están en ella regularmente, lo que resulta extraño, pues se supone que el primer documento que solicita la Sepyc es el acta de nacimiento. O no hay una buena operación de los planteles, o no hay quien supervise que los niños de los campos agrícolas acudan a estudiar, como dice la ley que debe ocurrir.

No estaría nada mal que el siguiente paso, con aspiraciones o sin ellas, fuese una investigación en ese sentido a todos los campos agrícolas. Alguien debe estar solapando ahí las irregularidades.