EN LA GRILLA

0
58
nadia vega.jpg

*Corren los aspirantes del PRI y del PAN

*Calientan, los aspirantes a independientes

*Se nos termina el ciclo de los Pechesaurios

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

El Partido Acción Nacional tiene en macha su proceso interno y ya se perfilan las batallas internas en aquellos distritos que fueron reservados para las mujeres. Este orden por cierto ha venido a reforzar las críticas que inicialmente eran por haber dejado al género femenino los distritos donde Acción Nacional es menos competitivo.

En el sur de Sinaloa, dos mujeres disputarán la postulación: la exdiputada Nadia Vega y la directora del Conalep I de Mazatlán, Guadalupe Aguilar Soto, quienes por supuesto, tienen procedencias distintas dentro de Acción Nacional: Nadia ha sido independiente, aunque en un tiempo se sumó al feltonismo como parte de las reacciones internas contra Alejandro Higuera Osuna. Guadalupe Aguilar es abiertamente respaldada por el propio Diablo Azul, aunque no siempre estuvo en su cuadra.

Nadia Vega había trabajado intensamente para hacerse presencia entre la militancia del octavo, seguramente pensando que sería ese el distrito reservado a la participación femenil, pero no hubo tal, de modo que por disciplina partidista se va al sexto, aunque ello no le evitó registrarse en el octavo en busca de una plurinominal.

En los registros de Acción Nacional destaca el segundo distrito, donde el exalcalde Zenén Xochihua Enciso desafió a sus antiguos socios políticos para lanzar una candidatura a la que se trató de atajar por la vía de nuevas negociaciones, fallidas por supuesto.

A pesar de eso, el subsecretario de gobierno, Jesús Antonio Marcial Liparoli anuncia que este martes renuncia a su cargo para buscar la candidatura del PRI en esa misma demarcación.

Es evidente que se trataría de una contienda desigual: a pesar del severo traspié de la autoliquidación, Xochihua Enciso tiene grandes posibilidades de triunfo, en razón de la rebelión panista y de otros ciudadanos surgida tras la elección de alcalde del año pasado. Y también gracias a la debilidad de este posible contendiente tricolor, que por si mismo no está en capacidad de revalidar ni la sindicatura de Topolobampo que alguna vez ganó remolcado por la popularidad de Mario López Valdez.

Se trata de un reto de primer orden. Hacer ganar a Marcial Liparoli no es nada fácil, al menos no sin hacer evidentes las maniobras necesarias para acercarles votos. Y como además al régimen malovista le interesa mantener la relación con Acción Nacional, el trabajo debe ser impecable. Ahora bien: el interés por la buena relación con el PRI es mucho más notorio, de modo que una eventual victoria de Xochihua implicaría o una estrepitosa derrota del Malovismo, o la prevalencia de un interés panista por encima del priísta.

Los registros del PAN son para los distritos 2, 3, 4 y 6, pero ya hay decantaciones también en áreas como el octavo, donde Martín Pérez Torres tiene amarrada la postulación, gracias a los acuerdos cupulares en que han participado Martín Heredia, Jorge Villalobos y Edgardo Burgos, aparentemente con el consenso del tercer piso.

Pérez Torres alcanzó en este año legislativo la presidencia de la Cámara de Diputados de Sinaloa, desplazando de manera consensuada a Adolfo Rojo Montoya, quien a su vez echó de la coordinación de la bancada panista al ingeniero Francisco Solano Urías. La salida de Martín para buscar la diputación federal traerá nuevos movimientos, aunque no necesariamente para que las cosas vuelvan a la situación en que estaban antes.

EL PRI, SIN DEFINICIIONES

TODAVÍA CONOCIDAS

Hasta hace unas semanas, las cosas en el PRI parecían totalmente decantadas, con Gloria Himelda Félix Nieblas, Marcial Liparoli en el segundo, Evelio Plata en el tercero, Diana Armenta en el cuarto, Aarón Rivas en el quinto, Germán Escobar en el sexto, Rosa Elena Millán en el séptimo e Irma tirado Sandoval en el octavo.

Pero las últimas versiones hacen que todo mundo tenga dudas. Evelio Plata había renunciado a la dirección de la Ceapas y luego regresó a trabajar; Aarón Rivas empezó a destacar la importancia del trabajo que realiza al frente de la Secretaría de Desarrollo Económico, Cenovio Ruiz insiste en que todavía está vivo para el séptimo, lo mismo que Ricardo Hernández para el quinto, Quirino Ordaz Coppel suena en el séptimo y sobre todo, en el octavo todos los nombres pasan a revisión porque las beneficiarias sienten que podrían ser utilizadas simplemente para cumplirle al PAN.

Este miércoles se abren los registros de aspirantes a los cuatro distritos en que se realizará convención de delegados (y elección, teóricamente, aunque ya e sabe que andan buscando “precandidatos de unidad”).

Hasta anoche, no había quién hubiese recibido confirmación, o por lo menos que haya aceptado haber recibido invitación, confirmación o línea para acudir a registrarse, lo que por supuesto genera tensiones, especialmente entre aquellos aspirantes que ya se daban por amarrados y que ahora están en riesgo de terminar como damnificados.

Es evidente que el último paso ya ocurrió. Se trata por supuesto de las valoraciones que se den en el más alto círculo del priísmo, que en estos años se encuentra ubicado en la residencia oficial de Los Pinos. Se sabe que la revisión final de las listas será en la Secretaría de Gobernación y que entre Miguel Ángel Osorio Chong y César Camacho, quienes luego pelotearán con los gobernadores y dirigentes estatales

El miércoles por la tarde se habrán confirmado temores y concretado milagros en sus respectivos casos. Habrá que ver qué sigue luego, con la absurda convocatoria para designar a los 117 candidatos que serán ubicados mediante designación directa. Ya decíamos en una emisión anterior: si las candidaturas que en teoría son de elección, terminarán con precandidatos únicos, imagínese usted las que son de dedazo.

CON DOS NOMBRES LO

REVOLUCIONARON TODO

Vaya usted a saber cómo vayan a salir las cosas en el PRI; cómo se diriman las cosas entre los grupos del PAN y sobre todo su relación con el gobernador Mario López Valdez, pero con todo y la expectativa que esto le pueda generar  alguien, no ha habido ´polémica como la que generaron los aspirantes del Partido Sinaloense que se dieron de alta como candidatos independientes.

Entre los debates que se provocaron en los medios impresos, los comentarios de militantes de diversos partidos, especialmente los de la izquierda, y finalmente la advertencia de Morena, en el sentido de que impugnará tanto a Víctor Antonio Corrales Burgueño como a Giova Camacho. Esto, a contrapelo de aquello que se busca, dio a los aspirantes pasistas una proyección que por supuesto ni ellos mismos esperaban.

La participación de los candidatos independientes es todavía una incógnita que se acrecienta con la personalidad de cada uno de ellos. En el quinto distrito Manuel Clouthier Carrillo se llevará sin duda muchos votos del PAN, especialmente de aquellos simpatizantes que se han sentido defraudados por lo que ese partido ha sido en su tránsito por el gobierno federal, y en su tránsito como parte del gobierno local. Pero también hay que ver cuántos votos ciudadanos arrastre con su discurso antipriísta, que suele ser devastador.

El exrector de la UAS, Corrales Burgueño, tendrá tras de sí a la estructura del PAS, a la inmensa mayoría de los activistas universitarios y con una ola  ciudadana que está inconforme; algo parecido podría ocurrir en el octavo.

Aquí por cierto hay otro punto a prueba: ¿hasta dónde llegan realmente los organismos de la llamada sociedad civil? El Parlamento Ciudadano es una de esas agrupaciones omnipresentes, que acuden a los medios para opinar, frecuentemente con certeza, sobre todos los acontecimientos de cada momento. ¿Hasta dónde llegará su impacto en el electorado?

UN DINOSAURIO QUE

RESCATÓ EL PASADO

José Luis Rice García fue miembro de una familia importante en la industria y el comercio mazatlecos. Tuvo su propia participación en el asunto industrial, especialmente en la fundidora, que hizo sobrevivir en estos tiempos en que esas instalaciones fabriles pueblerinas fueron cayendo irremisiblemente.

La misma familia fue protagonista de la alta competencia electoral en Mazatlán con el impulso al PAN.

Pero sobre todo, José Luis generó una movilización tan intensa que terminó protagonizando una verdadera revolución en los medios culturales al compartir fotos del Mazatlán antiguo.

Otros habían intentado el intercambio de gráficas de época pero nadie alcanzó tal nivel de confianza, que en pocas semanas circulaban por decenas y entre cientos de direcciones electrónicas, que agrupadas tomaron el curioso nombre de “pechesaurios”. Ya no habrá más, pero muchos recordaremos esa iniciativa que nos permite conocer casi milimétricamente la imagen del Mazatlán de fines del XIX y principios del XX.

Su esfuerzo debe haber influido de manera importante en el actual movimiento cultural mazatleco. Lo vamos a extrañar.