EN LA GRILLA

0
46
Carlos Felton en Sears

*Extraña suspensión del desfile obrero en Culiacán

*Felton revienta contra Profepa; insisten en compló

*A Loaiza le dieron refugio y ahora patea el pesebre

FRANCISCO CHIQUETE

Nadie sabe a ciencia cierta qué pasó. El hecho es que sin anuncio ni mucho menos explicación oficial, el desfile del primero de mayo en Culiacán fue suspendido. El anuncio lo hizo el gobernador Mario López Valdez, quien también dijo no conocer los motivos de esta decisión, lo que luego fue ratificado en términos similares por el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros.

El gobernador dijo tranquilamente que él se iría a la celebración de Los Mochis, donde sí lo invitaron. Y ya, el asunto no pasa a mayores.

Hace unas cuantas semanas, cuando le anunciaron que los empresarios beisboleros decidieron vender al equipo de Guasave, lo que enviaba la franquicia a Guadalajara, el gobernador dijo que haría todo lo posible por revertir la operación. Siendo alguien tan ligado al béisbol, no me gustaría que en mi periodo de gobernador, Sinaloa se quedara con uin equipo menos de los que tenía, dijo.

Pero el orgullo sexenal no aplica para la conmemoración del día del trabajo en la capital del estado. Aparentemente no importa que esa añeja celebración, reconocida en todos los países y en todos los sistemas de gobierno, sea interrumpida sin un motivo importante, que justifique una decisión de ese tamaño.

En otros tiempos se manifestaba preocupación porque los sindicatos independientes eran culpados por el riesgo de un enfrentamiento con los sindicatos oficiales, y aún así, los desfiles se siguieron realizando. Incluso cuando le lanzaron desde las columnas de es desfile, petardos contra la fachada de palacio nacional, la celebración siguió adelante. Ni siquiera hay una amenaza de epidemia de gripe o de influenza H1N1, como en su momento argumentó Felipe Calderón, quien se sintió y se declaró salvador del mundo aterrorizándonos con ese padecimiento de fabricación nacional.

Se ha dicho que es la CTM la que tomó semejante decisión, pero uno se pregunta si de veras un dirigente tan oscuro, desfasado y casi inexistente como David Quintero León, tiene la capacidad y la fuerza como para tomar una decisión de ese tamaño. ¿Son instrucciones de Joaquín del Olmo, el jefe político de Quintero León? ¿Le está haciendo el favor a alguna autoridad, a algún político a quien le convenga la suspensión? ¿Será exclusivamente falta de capacidad para sacar adelante el compromiso ante una central agónica donde los sindicatos con fuerza ya no atienden las convocatorias ni mucho menos las directrices de este oscuro dirigente que siendo el dirigente formal de la central obrera más importante en  el estado, no ha podido cumplir su viejo sueño de ser diputado local, por la vía que fuese, y que a lo más que llegó fue a regidor?

Los conflictos sindicales más visibles son los del STASE, donde Armando Heráldez enfrenta a una oposición, si no numerosa, sí muy enconada a la prolongación de su mandato; o los jubilados del Suntuas, que insisten en movilizarse y en rechazar a la dirigencia formal de la organización universitaria para golpear a la administración, aun a riesgo de su principal prestación, que es la jubilación dinámica.

Pero el STASE no es un sindicato que pague el tiro por una suspensión de esa naturaleza. Por lo menos no lo paga Armando Heráldez, por más que digan que lo protegen desde el tercer piso. Y en el sindicalismo universitario, hay que decir que la UAS tiene todo listo y organizado para realizar el desfile, con la participación del propio rector Juan Eulogio Guerra Liera, quien aprovecha bien la oportunidad para convertir la movilización en un acto de respaldo a la Universidad y de exigencia de mayores recursos para la institución..

Por lo menos habrá que ver la posición y actitud de los sindicatos en los demás municipios, en que sí habrá desfiles y ya hay hasta representantes del gobierno del estado.

TRONÓ FELTON CONTRA

LA DELEGADA DE PROFEPA

Ayer por la mañana, el alcalde Carlos Felton González declaró optimista que hasta donde él sabía, era sólo cuestión de horas para que se entregaran los permisos y reiniciaran los trabajos de construcción de la famosísima Plaza Senderos, suspendidos días después de la glamorosa colocación de la primera piedra.

Algo debe haber ocurrido en el transcurso de las horas, porque al empezar la tarde, cuando inauguraba la tienda Sears, Felton varió sustancialmente su posición y declaró fuerte y tronante contra la Profepa y más directamente contra la delegada, por la “crueldad administrativa” con que está procediendo contra esta obra y clamó porque el asunto sea llevado al propio Presidente de la República, para que éste sepa y mande investigar por qué la saña para perjudicar a Mazatlán con una inversión multimillonaria como ésta, que generará miles de empleos.

El enojo y hasta desesperación de Felton son evidentes. Recordó que tanto él como el gobernador Mario López Valdez han hecho trámites, gestiones, llamadas y hasta el momento no ha sido posible destrabar el asunto.

Las obras de la plaza están suspendidas porque al momento de su inicio no se presentaron las manifestaciones de impacto ambiental y aparentemente ni siquiera habían sido tramitadas. Se responsabilizó del asunto a la coordinadora regional Maribel Chollet y luego se dijo que los trámites ya estaban iniciados, pero que faltaba coordinación entre Profepa y Semarnat.

En realidad no había tal. Los trámites no habían sido realizados y hubo multas. Pero pasan las semanas y la situación se mantiene exactamente igual. Ha habido gestiones al más alto nivel, pero al parecer el propio secretario ya fue convencido de que hay algo inadecuado en este asunto, y que hasta los sendos asaltos de que fueron víctimas la delegada Patricia Inzunza y la subdelegada jurídica, están relacionados con el asunto.

El caso es un verdadero misterio en que no se sabe si es capricho político o si la empresa efectivamente está empeñada en violentar las disposiciones legales en materia ambiental.

Por lo pronto Felton se pregunta dónde está la gravedad, si el terreno donde se proyecta la plaza ya está impactado ecológicamente y sólo tiene una vegetación simple, hierbas que ni son endémicas no están en peligro de extinción.

Claro que hay un asunto adicional: Felton trae la mosca zumbando en la oreja desde que la misma Profepa le clausuró diez barras con venta de cerveza que el municipio autorizó para que operasen en la playa durante los días de semana santa.

El alcalde no sólo hizo una férrea defensa de las barras cerveceras, sino que en alguna medida justificó la rotura de los sellos colocados y con ello la operación ilegal de las propias barras, que de vieron ser reclausuradas el sábado de gloria.

Felton atribuyó el hecho a revanchismo político, pues Chollet había sido presidenta del PRI y candidata derrotada a diputada local en una contienda que ganó el PAN con Felton para la alcaldía y con Martín Pérez en la diputación que buscó Chollet.

Cuando se dio cuenta que el asunto iba más allá de los enojos de la funcionaria, y que efectivamente había elementos jurídicos para proceder (incluso la delegada estatal Patricia Inzunza anunció una investigación para determinar quién autorizó sin facultades la operación de las barras, y quién quitó los sellos, el alcalde señaló que al margen de la investigación debí a prevalecer el diálogo, sobre todo el diálogo entre instituciones.

Últimamente lo que más se maneja respecto de las barras es que los contrincantes del municipio encontraron efectivamente una falla jurídica y que la aprovecharon cabalmente para hacerle al ayuntamiento panista una guerra de (no tan) baja intensidad.

Y es que tanto la delegada Inzunza como la coordinadora regional Maribel Chollet llegaron a sus respectivos puestos gracias a la intercesión de la senadora guasavense Diva Hadamira Gastélum Bajo, la misma que acaba de declarar que en la lucha por la candidatura al gobierno de Sinaloa su motor está recién anillado.

NO HAYPEOR CIEGO QUE

AQUEL QUE NO QIERE VER

Antonio Loaiza, expresidente municipal de San Ignacio y reexiliado de Culiacán hacia su municipio natal, no parecer darse cuenta de la realidad política que le rodea.

Se ha permitido filtrar comentarios personales, pero sin que haya manera de que se los comprueben, en contra de su actual jefe, el alcalde Amado Loaiza Perales, a quien evidentemente obligaron a aceptar a este político defenestrado como secretario del ayuntamiento.

Dice Loaiza que hay desorganización y que Loaiza Perales no hace las cosas adecuadamente, de modo que ya está arrepentido de haber dejado su chamba anterior para ir a San Ignacio supuestamente a corregir las cosas.

A juzgar por la forma en que cerró su propia administración, Loaiza es la persona menos indicada para ir a corregir nada, sobre todo un gobierno municipal, pero lo más fuerte no está en eso, sino en su aseveración de que dejó la chamba anterior para irse a San Ignacio.

En realidad él no dejó nada. La chamba lo dejó a él porque necesitaban el espacio de jefe de las oficinas regionales de la Sepyc en el centro del estado, para dársela a la expresidente estatal del Partido Nueva Alianza, la también exdiputada Rosa Elvira Ceballos. Loaiza, que no debe haber estado haciendo ningún trabajo inolvidable, estorbaba ahí y para que no la hiciera de tos le consiguieron acomodo como secretario del ayuntamiento de San Ignacio, pero ahora se dice arrepentido. Es que ahí son capaces hasta de pretender que trabaje.