Conflicto de Intereses: Grupo AREH en el Gobierno

0
439

 

*Imposición del alcalde Villalobos

*Fue en sesión ilegal, dicen funcionarios

En lo que resulta un conflicto de intereses, según el artículo 20 fracción II, de la Sección Tercera de los Consejeros Ciudadanos del Ayuntamiento de Mazatlán, que dice que “las personas que tengan litigios pendientes con el gobierno municipal” no pueden ser electas como consejeros del Instituto de Planeación (IMPLAM), pero lo que sucedió el pasado 20 de mayo con la presencia del presidente provisional, José Manuel Villalobos, es a todas luces ilegal y violatoria al nombrarse seis consejeros entre ellos a los hermanos Juan José y Roberto Arellano, del Grupo AREH, quienes demandaron al municipio por 141 millones de pesos.

Esta información fue confirmada en entrevista con la síndico procuradora Elsa Isela Bojórquez Mascareño, quien dio a conocer los documentos de cómo se deben integrar el Consejo Ciudadano del IMPLAM.

Incluso, la maestra universitaria entregó una copia de un escrito en donde la propia directora del Instituto Municipal de Planeación, la doctora Leticia Alvarado Fuentes, se inconformó con esa decisión sobre los citados consejeros y dijo, textual: “Existe una inminente violación a las formalidades esenciales del procedimiento, por tanto, es inválido e inconstitucional el procedimiento que se está implementando en este caso que nos ocupa”.

Por su lado, Bojórquez Mascareño dijo en la entrevista que fue el propio alcalde provisional, José Manuel Villalobos, quien propuso a esos seis consejeros, los otros cuatro son Guillermo Romero, líder del comercio organizado; Martín Sánchez, de la constructora Mitchel; Tania Pardo Hernández y Héctor Hernández Llamas.

La maestra de la UNAM dijo que esa reunión era incorrecta e ilegal para que el alcalde provisional hiciera esa propuesta; “debió emitirse primero una convocatoria a los ciudadanos, porque los consejeros son ciudadanos. Al alcalde no le corresponde hacer esto y estamos fuera de la ley”, subrayó la funcionaria.

A pregunta de los reporteros, la síndico procuradora dudó que la “línea” para aprobar a esos consejeros haya llegado del alcalde con licencia Luis Guillermo Benítez Torres.

La votación para favorecer a los seis consejeros fueron: cuatro votos a favor y tres en contra en esa sesión del 20 de mayo. De esta forma, los Arellano serían juez y

parte por ser constructores al servicio del municipio. De validarse estos consejeros estarían hasta por 8 años dentro del IMPLAM.

Los Arellano son las cabezas del Grupo AREH que tienen un litigio en contra del gobierno municipal por una deuda de 141 millones de pesos, que ya se está pagando a través de la empresa Nafta y Lubricantes.