El cáncer de pulmón es prevenible en el 80% de los casos

0
61

Como cada año, el 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Pulmón, que tiene como objetivo incrementar la conciencia sobre este padecimiento que en nuestro país cobra la vida de casi 7 mil personas cada año, número que se incrementará debido al envejecimiento poblacional y desgraciadamente, se prevé que este aumento esté liderado por el género femenino, ya que cada vez más mujeres son diagnosticadas con este padecimiento.

El cáncer de pulmón se divide en dos principales tipos, el de células pequeñas y el de células no pequeñas, siendo este último el más frecuente puesto que representa el 85-90% de los casos. El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) está altamente asociado con el tabaquismo, tanto para aquellos consumidores directos como a los que están expuestos de manera “pasiva” al humo generado por éstos y solamente el 5% de los pacientes diagnosticados con la enfermedad nunca han fumado.

Sin embargo, hay otros factores de riesgo que pueden incrementar peligrosamente las probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer, como la aspiración de asbesto, la exposición prolongada en ambientes de contaminación atmosférica elevada y al humo de leña (+100 horas al año) y la manipulación de arsénico (que se presenta en gran medida para la fabricación de pirotecnia). Sin embargo, el CPCNP por lo general no produce signos ni síntomas en las etapas más tempranas, pero sí aparecen cuando la enfermedad ya está avanzada.

Es sumamente importante mencionar que el cáncer de pulmón es prevenible en más del 80% de los casos si se evita el tabaquismo y la exposición al humo de leña, pero de presentarse, diagnosticarlo de manera certera y oportuna es clave para lograr una sobrevida relevante. Acerca del tratamiento para este padecimiento, existen diferentes abordajes médicos, dependiendo del tipo de cáncer y qué tan avanzado esté.

Pero algo primordial y crítico es que todos los pacientes diagnosticados con CPCNP pidan a su médico la realización de una prueba de biomarcadores; estas pruebas brindan información sobre el funcionamiento anormal o normal de las células, la evolución del tumor y también ayudan a predecir la respuesta ante un tratamiento determinado.

El CPCNP suele expresar diversos biomarcadores, pero uno de los más comunes en este tipo de padecimiento es una mutación específica de la familia de genes RAS, que son los oncogenes mutados más frecuentes en cánceres humanos, en especial uno denominado KRAS qué está presente en el 13% de los CPCNP. Si la prueba indica que el paciente tiene expresión de este gen, esto ayudará a los médicos a tratarlo bajo un esquema de medicina de precisión que podría ofrecer un mejor pronóstico para el paciente.

Dada la importancia de estas pruebas en Amgen estamos trabajando en conjunto con la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) y otros actores de la industria farmacéutica en la Alianza: Unidos para un diagnóstico preciso de cáncer de pulmón, que busca mejorar el diagnóstico del paciente de cáncer de pulmón, optimizando sus biopsias; cabe mencionar que este programa es gratuito y fue pensado para los pacientes que no tienen los recursos necesarios para pagar este tipo de pruebas.

Tener la posibilidad de analizar los tumores desde su composición genética es uno de los grandes avances de la medicina de nuestros tiempos y nos brinda la oportunidad de ofrecer opciones de tratamiento a los pacientes con CPCNP que antes no las tenían, como aquellos que mostraban una expresión de KRAS, mutación que por cuatro décadas se consideró como un blanco “intratable”.

La misión de Amgen es servir a los pacientes, y por ello continuamos buscando, investigando y desarrollando nuevas terapias, como el inhibidor de KRAS, que durante los 2 últimos años de estudios clínicos ha mostrado resultados alentadores sobre su eficacia y seguridad en pacientes con CPCNP y otros tumores sólidos.

Información por EL UNIVERSAL