Una tribu india, un chino o Qatar Airways: los postores en la ONU por avión presidencial

0
44

La aerolínea Qatar, empresas de venta de aviones y un multimillonario estadunidense, entre los 42 interesados en la compra del Boeing 787 del gobierno mexicano que no cuajó en la ONU. 

Luego de que en 2019 el gobierno mexicano, a través de Banobras, firmó un convenio con la Organización de la Naciones Unidas para que valuara, anunciara y propusiera compradores para el avión presidencial sólo una empresa fue recomendada para iniciar una negociación, pero en el proceso hubo 42 interesados de todo tipo, como un ciudadano chino, el millonario estadunidense Ronald Burkle, una supuesta tribu india, empresas de Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Reino Unido, Estados Unidos y México.

Entre los interesados hubo empresas de consultoría, firmas de gestión de inversiones, grupos de empresas extranjeras, empresas de ventas, marketing y negociaciones, empresas de transporte aéreo, revendedores de aviones, consultoras financieras, personas físicas y hasta una empresa especializada en suministro de equipos militares de seguridad, comunicaciones y servicios a las fuerzas armadas, y seguridad aérea para Estados Unidos y Europa.

La licitación de la aeronave, comprada en el gobierno de Felipe Calderón y recibida en el de Enrique Peña Nieto, contempló un precio de avalúo de 130 millones de dólares. En un inicio se inscribieron 37 interesados, de los cuales 31 eran empresas y seis personas físicas. Otros cinco interesados más entraron en contacto con la ONU antes iniciar con el análisis correspondiente.

A través de una solicitud de transparencia, los documentos que en 2019 la ONU entregó a Banobras con el análisis de cada uno de los potenciales compradores.

De acuerdo con la lista de los 42 posibles compradores, al menos 8 visitaron el avión en Victorville, California, donde estuvo resguardado año y medio. Entre estos, acudieron los CEO de tres empresas, el vicepresidente de otra compañía, dos interesados sin cargo, el representante de un cliente chino y un estadunidense de nombre Tony Cuomo.

Información por MILENIO