Suspenden a dos empresas acusadas de obligar a jóvenes a dar parte de su beca en Morelos

0
24
CUERNAVACA, MORELOS, 09SEPTIEMBRE2019.- Beneficiados por el programa social “Jóvenes construyendo el futuro” protestan bloqueando la avenida Plan de Ayala. Denuncian que se les cancelo el apoyo económico, aduciendo las autoridades que el programa fue sometido a revisión y detectaron empresas inexistentes. Esta situación la enfrentan más de 700 jóvenes. FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social informó en un comunicado que las empresas señaladas son D & C Jiménez e Iwet Concept de México S.A. de C.V, tras “reportes recibidos por los propios aprendices”.

El gobierno federal suspendió y abrió una investigación contra dos empresas de Morelos que participan en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, por presuntamente obligar a sus becarios a dar parte del apoyo federal.

Esto, luego de varias protestas en las que jóvenes bloquearon avenidas de Cuernavaca, Morelos acusando a funcionarios y alcaldes de desviar los recursos de este programa.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó en un comunicado que las empresas señaladas son D & C Jiménez e Iwet Concept de México S.A. de C.V, tras “reportes recibidos por los propios aprendices, respecto a que eran obligados a dar parte de su beca”.

También aseguró que este miércoles presentó las denuncias penales correspondientes para investigar las denuncias.

“En la cuarta transformación todos debemos actuar con responsabilidad, no permitiendo actos de simulación, ni de corrupción. Las empresas o tutores que no estén a la altura de entender la responsabilidad que implica la formación de jóvenes, no tienen cabida en el Programa”, publicó la Secretaría, quien también llamó a los jóvenes becarios a no dejarse manipular y a no permitir que terceros les nieguen la posibilidad de capacitarse.

“Este gobierno tiene el compromiso de no fallarles en esta tarea”, sentenció la dependencia.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ha dado seguimiento al programa social, donde detectó que el padrón de empresas registrado por “contiene errores e inexactitudes importantes que ponen en entredicho su veracidad y utilidad como mecanismo de transparencia”, así como su evolución en el tiempo, la cual calificó “en el mejor de los casos” como  atípica y “estadísticamente improbable y, en el peor, inverosímil y poco creíble”.

Fuente:Animal Político