Si continúa el paro en la UNAM, el semestre estaría en riesgo

0
16

Las autoridades universitarias hacen un llamado a reiniciar las clases a distancia, porque de lo contrario no se podrá recuperar el tiempo perdido. 

Las escuelas y facultades que se encuentran en paro desde hace más de un mes, en protesta por retrasos y descuentos en los salarios de docentes de asignatura y ayudantes, corren el riesgo de perder el semestre si no retoman a clases pronto, advirtió Leonardo Lomelí, secretario general de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Tras insistir que la universidad trabaja en el restablecimiento de los pagos pendientes a docentes de asignatura y ayudantes, Lomelí hizo un llamado a los grupos que mantienen en paro a por lo menos 23 escuelas y facultades a retomar actividades a distancia a favor del aprovechamiento del alumnado, pues aseguró que se está llegando al punto en el que no se podrían recuperar todas las clases que se han perdido porque el próximo semestre inicia en agosto, y se recibirán estudiantes de nuevo ingreso.

“Quisiéramos mandarles el mensaje a los profesores y a los estudiantes que están en solidaridad con ellos que es una situación que se ha atendido en su mayor parte, que los pagos que quedan pendientes de profesores que trabajaron el semestre anterior deben de salir en el mes de mayo.

“Que sería deseable que se regresara a clases a la brevedad para no afectar más a los estudiantes, porque el semestre no se puede recorrer indefinidamente, nosotros podríamos hacer ajustes, las facultades y escuelas podrían hacer ajustes a su calendario escolar, pero no se pueden encimar con el siguiente semestre que empieza en agosto, entre otras razones porque tenemos ingreso de nuevos estudiantes a la Universidad”, expresó Lomelí.

En entrevista, Lomelí advirtió que la universidad no puede volver a travesar una problemática igual por el bien de sus docentes, por lo que ya trabajan en la habilitación de plataformas, como un simulador, que arroje con certeza el detalle de las percepciones de los docentes, así como la implementación de figuras de docentes de medio tiempo, que les permita acceder a una estabilidad laboral mayor.

El pasado 16 de marzo, la Facultad de Ciencias de la UNAM inició un paro en protesta por los impagos de docentes de asignatura y ayudantes, desde entonces, más de una veintena de facultades, escuelas, preparatorias y Colegios de Ciencias y Humanidades se han unido al paro en solidaridad a la inconformidad, pero también porque sus docentes han encontrado irregularidades en los pagos. Cada una de las instituciones ha realizado sus propios pliegos petitorios, los cuales, aseguran las autoridades, son atendidos.

De un universo de alrededor de 800 docentes con falta de pagos y descuentos, Lomelí insistió que se les ha pagado a la mayoría.

“No deben de pasar de 100 los casos que falten de cubrirse en las quincenas 9, primera de mayo, y 10, de segunda de mayo. Estos últimos casos se debían a que en algunos casos a que no se habían entregado los documentos, se trata de personal que no había dado clase en la Universidad y le faltaban algunos documentos para poder proceso los pagos.

“Creo que estamos en condiciones a llamarlos a regresar dado que es un problema que se está atendiendo y en breve quedará completamente resuelto” reiteró.

Planes para mejorar condiciones laborales de académicos

Este fin de semana fue publicada la convocatoria del programa para promover la definitividad del personal académico de asignatura, para que docentes con los por lo menos tres años de antigüedad puedan concursar por una plaza que les permita acceder a mejores condiciones laborales.

Además, adelantó Lomelí, la universidad trabaja en el diseño de un programa para brindar a partir del próximo semestre, plazas de medio tiempo, con un pago para los docentes equivalente a 20 horas.

Explicó que en septiembre podrían tener una estimación de cuántas plazas se podrían ofrecer bajo esta modalidad.

“Son una figura que en el pasado había ido cayendo en desuso y que ahora el doctor Graue ha recuperado para el bachillerato y ya tenía previsto él ampliarla para la licenciatura. La idea del profesor de asignatura es un profesionista que labora en el ejercicio de su profesión y que da algunas clases en la Universidad y comparte su experiencia laboral, pero hay algunos profesores que han hecho de la docencia su principal actividad.

“Para ellos estaría pensado el crear estas figuras de profesores de medio tiempo”, señaló.

A fin de hacer más claro el sistema de pagos, Lomelí aseguró que la Secretaría Administrativa de la UNAM elabora una herramienta que estaría disponible en el sitio web de la Dirección General de personal, una especie de simulador con el que los docentes podrán tener la certeza sobre el pago neto, prestaciones y descuentos.

“Queremos hacer más transparente el sistema de remuneraciones. Este simulador ayudará para que los profesores puedan calcular sus remuneraciones y puedan tener plena claridad de cómo se integran las mismas”, manifestó.

Información por MILENIO