Reencuentro Viernes 15 Marzo 2019

0
17

+ Revocación de Mandato una trampa
+ 3 Diputados del PRI, se aliaron ayer
+ La Coparmex fijó una postura estéril
+ López Obrador hará campaña en 2021
+ Anticipo de reelección y la dictadura

Por Heriberto Millán G.
heribertomillang@gmail.com

Las intenciones amañadas del presidente López Obrador para figurar en la boleta del proceso electoral 2021 y eventualmente a reelegirse, dando paso a una dictadura, como ha sucedido en otros países que han aprobado la revocación de mandato y consulta popular, quedó aprobado anoche en la Cámara de Diputados; 329 votos a favor y 153 en contra. Pasará al Senado para su análisis o eventual validación.
La reforma constitucional tuvo una clara oposición de la oposición y de las reservas presentadas por 36 diputados, todas fueron desechadas. 14 fueron del PAN, ocho del PRI, seis de MC, seis del PRD, una del PVEM y una de un diputado sin partido.
El pleno aceptó la reserva de Morena para reducir el porcentaje mínimo requerido de la participación ciudadana para que una consulta popular sea vinculatoria. Será del 25% y no del 30% como indicaba el dictamen.
Total avasallamiento. No se podía esperar otra cosa de López Obrador y sus lacayos diputados; sin embargo, tres de los votos que obtuvo la aprobación fueron del PRI y siete diputados sin partido.
Fernando de las Fuentes, Martha Garay y Rubén Moreira, los diputados tricolores que se unieron en votación a Morena.

Así que al aparecer en las boletas, inducirá el voto en favor de su partido.
Horas antes de iniciar la sesión para abordar el tema, la Coparmex al advertir lo que finalmente se aprobó, expuso en las redes sociales su postura con seis puntos principales.
Y dan a conocer lo que AMLO ya había advertido desde el púlpito presidencial en la mañanera, “vamos a mantener nuestro compromiso de someternos a la revocación del mandato, para hacerlo el mismo día de la elección para que no cueste. Que haya una boleta que pregunte: quieres que continúe el presidente o que renuncie”.
Pareciera ser una buena idea que el pueblo decida si el presidente en funciones se va o se queda a la mitad de su mandato; sin embargo, esta propuesta es una jugada tramposa.
Veamos.

Primero, hay que decirlo con toda claridad, la aparición del presidente en funciones en el 2021, generaría un riesgo innecesario e inevitablemente influiría en los resultados.
Segundo, nuestra legislación ya considera mecanismos como el desafuero y el juicio político para que el presidente sea juzgado a través de los cuales es posible remover de su encomienda al presidente de la República que actúe de manera indebida.
Tercero, deben de ser discutidos con mucha mayor seriedad las implicaciones en caso por si resultare perdedor y procediera la cesación de su mandato. El costo de una nueva elección presidencial y la inestabilidad que generaría un vacío de poder no deben tomarse a la ligera.
Cuarto, los pocos casos que han existido de sistemas presidenciales con revocación de mandato han tenido un resultado contrario a la democracia, llámese Cuba, Venezuela o Bolivia. Esos ejercicios siempre han sido el anticipo de una reelección.
Quinto, nuestra constitución considera un sistema democrático que garantiza mediante elecciones periódicas la imposibilidad de que quienes ocupan un cargo público busquen afianzar su poder y perpetuarse en el cargo. De igual manera considera que en ningún caso el presidente de la República podrá rebasar un periodo máximo de 6 años.
Y así, debe continuar. Desde Porfirio Díaz en nuestro país, ningún presidente se ha reelecto. No queremos tener el siguiente dictador a partir de 2024.
Sexto, los mexicanos necesitamos un presidente al frente del país que cumpla cabalmente con sus funciones que rinda cuentas y que trabaje para todos.

La revocación de mandato implicaría tener un presidente en campaña permanente, distrayéndose de la encomienda para la cual fue electo.
Desde Coparmex celebramos que el presidente de la República quiera fortalecer la democracia y la revocación de mandato no es la respuesta, para avanzar hacia una democracia madura, debemos impulsar medidas como la segunda vuelta, candidaturas comunes y los gobiernos de coalición.
Remarcan, Presidente, no se valen los juegos tramposos que traicionan la democracia.