Profeco denuncia a casi 300 gasolineras por rastrillos en bombas; buscar retirar permisos

0
14

Jalisco es la entidad con mayores reportes en la instalación de rastrillos en bombas de gasolineras; Colima y Baja California sur no tuvieron reportes, según el último corte de la Profeco. 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha interpuesto 297 denuncias en la Fiscalía General de la República en contra de gasolineras que colocaron rastrillos en sus bombas y robaban hasta la tercera parte por cada litro de combustible, por lo que el gobierno federal pretende pelear que se les retire el permiso para operar.

Reporte de la Profeco presentado ante el gabinete federal la primera semana de marzo en donde exhiben a 297 gasolineras que instalaron rastrillos en 853 bombas para estafar a los consumidores.

El informe indica que estas gasolineras pertenecen a 271 razones sociales distintas que obtuvieron permisos durante el gobierno del ex presidente priista Enrique Peña Nieto luego de que se aprobó la reforma energética.

Un total de 250 obtuvieron los permisos para operar en el 2015, 23 en el 2016, 16 en el 2017, siete en el 2018 durante los últimos meses del gobierno priista y dos más recibieron autorización en el 2019 con el gobierno federal actual en Puebla y Aguascalientes.

Además, algunas de estas gasolineras se encuentran en municipios incluidos por el gobierno federal en la lista de los 91 con mayor índice de robo de combustible, por lo que las indagatorias también incluyen deslindar presuntos nexos con bandas dedicadas a este delito.

Jalisco es el estado con más casos en zonas dedicadas al robo de combustible, de las 58 bombas inmovilizadas en 14 gasolineras, 29 se ubican en estos municipios:

  • Tlajomulco de Zúñiga: 11
  • Zapotlanejo: 10
  • Guadalajara: 4
  • Zapopan: 4

Le sigue Michoacán 19 de las 55 bombas inmovilizadas en territorio de robo de combustible: 16 en Morelia y dos en Tarímbaro.

En Hidalgo, aseguraron 32 bombas en siete gasolineras, 15 se ubican en municipios huachicoleros: 12 en Tepeji del Río además de Mineral de la Reforma, Tulancingo de Bravo y Pachuca con una cada uno.

Mientras que Guanajuato con 61 bombas irregulares en 18 establecimientos, 13 están en estas zonas: cuatro en Celaya, cuatro en Salamanca, tres en Irapuato y dos en León.

Otros de los municipios con gasolineras denunciadas y que se ubican en territorio de robo de combustible es Veracruz con 12 casos en Tihuatlán y tres en Poza Rica de Hidalgo; Almoloya de Juárez y Tlalnepantla de Baz en el Estado de México y cuatro casos más en San Juan del Río en Querétaro.

De manera global, los estados con más denuncias penales por gasolineras que robaban al consumidor son en primer lugar Puebla en donde se detectaron al menos 88 bombas con rastrillos en 34 gasolineras; le sigue el Estado de México con 62 bombas en 25 gasolineras y Veracruz con 43 en 20 estaciones de servicio.

Baja California Sur y Colima son las únicas entidades en las que, hasta principios de marzo, la Profeco no ha detectado casos de rastrillo o robo de litros incompletos en las gasolineras.

El ex titular de la Profeco, Ricardo Sheffield confirmó la autenticidad de este reporte y señaló que “afortunadamente son pocas” si se comparan con las 12 mil 500 estaciones de servicio que hay en el país” actualmente.

Días antes de dejar su cargo como procurador del consumidor, Sheffield destacó la importancia de que el robo de combustible sea un delito grave y pueda ser perseguido por la FGR.

“Por primera vez en la historia de este país que este tipo de casos se turnan a la fiscalía de manera formal con una denuncia y estoy seguro que estas 300 gasolineras van a perder la concesión porque a todas las encontramos con rastrillos, con esos aparatos que se usan sólo para robar a los consumidores, ahora sí que es como un robo en mensualidades o en plazos”, dijo.

​”Que sea penalmente es una ventaja porque resulta compleja su persecución en el punto de vista administrativo. Y con las reformas que ordenó el señor presidente hace unos días, estoy seguro que pronto estos fulanos, estas empresas van a perder las concesiones. Hay algunas que si están suspendidas, y otras que ya volvieron abrir pero obviamente ya no tienen los rastrillos porque eso se entregaron en custodia de la Fiscalía General de la República”.

Información por MILENIO