Precio de la mezcla mexicana de petróleo cierra en 10.37 dólares por barril

0
25

Además de la destrucción de la demanda, los mercados petroleros también se han visto golpeados por la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, que está inundando el mundo de suministro extra.

El precio del crudo mexicano de exportación cerró la primera jornada de la semana con una caída de 20.29% respecto a la víspera, al venderse en 10.37 dólares por barril, de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex).

La mezcla mexicana de petróleo perdió este lunes 2.64 dólares respecto a la jornada del viernes 28 de marzo, cuando se ubicó  en 13.01 dólares por tonel.

En el mercado prevalece el riesgo de una recesión económica causada por la pandemia de coronavirus y por la guerra de precios entre los principales productores de crudo.

Este resultado se dio en línea con los precios referenciales del petróleo. El crudo Brent se desplomó hasta su menor nivel en casi 18 años, mientras que el contrato en Estados Unidos perforó la barrera de los 20 dólares por los temores a que las cuarentenas a nivel mundial por el coronavirus duren meses y la demanda se desplome aún más.

Además de la destrucción de la demanda, los mercados petroleros también se han visto golpeados por la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, que está inundando el mundo de suministro extra.

El referencial internacional Brent perdió 2.17 dólares, o un 8.7%, a 22.76 dólares el barril, tras haber caído a su cota más reducida desde noviembre de 2002.

El crudo West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos cedió 1.42 dólares, o un 6.6%, a 20.09 dólares, su menor cierre desde febrero de 2002, tras caer en la sesión por debajo de los 20 dólares.

El precio del crudo es tan bajo ahora que se está convirtiendo en no rentable para muchas firmas petroleras seguir activas, dijeron analistas, mientras que los productores con costos más altos no tendrán más remedio que suspender sus labores, sobre todo porque la capacidad de almacenamiento está casi completa.

Los analistas estiman que la demanda mundial bajará en entre 15 millones y 20 millones de barriles por día, un desplome del 20% frente al año pasado, por lo que serán necesarios recortes masivos de producción más allá de solo la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su par de Estados Unidos, Donald Trump, discutieron el lunes la situación del crudo y la propagación del coronavirus en una llamada telefónica, y ordenaron a sus ministerios de Energía que mantengan nuevas conversaciones sobre el mercado petrolero, dijo el Kremlin.

Información de REUTERS.