Inicio Nacional Murillo declarará y Peña podría ser llamado también; “nadie por encima de...

Murillo declarará y Peña podría ser llamado también; “nadie por encima de la Ley”: Gómez Trejo

0
118
El Fiscal Especial del caso Ayotzinapa informó que la próxima semana se enviarán citatorios a quienes se desempeñaban como funcionarios cuando ocurrió la desaparición de los normalistas, en septiembre de 2014.“La próxima semana el ex Gobernador, ex Procurador y ex Secretario de Seguridad, y después funcionarios federales. Se llamará a todos los implicados del ámbito municipal, estatal y federal”, apuntó.

Ángel Aguirre, ex Gobernador de Guerrero, fue citado a declarar por la Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Unidad Especial de Investigación y Litigación del caso Ayotzinapa.

El ex Secretario de Seguridad Pública, Leonardo Vázquez Pérez; así como Iñaki Blanco, ex Procurador de Guerrero, también fueron llamados a rendir su declaración. Ambos tendrán que presentarse a declarar a principios de la próxima semana.

La FGR adelantó que publicará “la parte que procesalmente pueda darse a conocer” de las declaraciones con el fin de no entorpecer el procedimiento.

“No vamos a encubrir y vamos a investigar todas las complicidades, actos de tortura y daremos información sobre las investigaciones”, afirmó Gómez Trejo.

Mientras que el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) reveló que el Gobierno priista de Peña Nieto interpuso más de 200 amparos para no crear la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia del caso Iguala.

Asimismo, anunció que se ofrece una recompensa de un millón 500 mil pesos a quien proporcione información que lleve a la localización de cada uno de los 43 normalistas, y 10 millones de pesos por datos que ayuden a la ubicación y detención de Alejandro Tenesco Mejía, quien está acusado de los delitos de delincuencia organizada, homicidio calificado y secuestro.

Por ello, el Presidente hizo un llamado a todos los implicados en la desaparición de los jóvenes, con la finalidad de aclarar lo que ocurrió en realidad.

“Aprovecho para hacerles un llamado a los implicados a que nos ayuden, que como decía Encinas va más allá de un ilícito, es un proceso fundamental de justicia, derechos humanos, de las instituciones del Gobierno mexicano, quienes ayuden no sólo tendrán esta retribución económica, es una ayuda para la nación. Este es un mensaje para los que participaron, porque saben”, señaló.

Además, el Jefe del Ejecutivo federal reconoció que es muy difícil llegar a la verdad si se mantiene el acuerdo de que impere la versión del Estado, “pero cuando no hay impunidad, todo el Gobierno, el Estado mexicano, actúa para conocer los hechos”.

“El que informe tiene toda la protección del Estado, toda la protección del Estado, todo el apoyo del Gobierno. Por eso no pierdo las esperanzas, estoy optimista. Creo que vamos a darles buenas noticias a los familiares. No lo descarto. No me doy por vencido, al contrario, creo que vamos a lograr llegar a la verdad porque, insisto, si no hay protección, si no hay complicidad, si no hay contubernio de las autoridades con quienes participaron en esta hechos, se tiene que saber”, destacó.

A su vez, López Obrador cuestionó qué hubiera pasado si en las pasadas elecciones federales hubiera ganado otro candidato, cuestionó si se estaría abriendo la investigación, reponiéndose el procedimiento, investigando, atendiendo el asunto.

“Sí vamos a poder llegar a la verdad. Soy optimista. Y agradecerle todo su apoyo, y, desde luego, nuestro afecto sincero, a los padres y las madres de los jóvenes. No hay limitaciones, no falta recursos, está dada la instrucción de que participe todo el Gobierno, con todos los recursos”, indicó.

“Alejandro está contando con todo el apoyo que se requiere. Y felicitar a quienes están trabajando en el esclarecimiento de los hechos. Agradecerle mucho a la FGR que está trabajando, le tenemos confianza a la FGR, a la Fiscalía Especial del caso Ayotzinapa”, añadió el mandatario.

Por último, refrendó el compromiso de estarse reuniendo con los padres y las madres periódicamente, cada dos o tres meses. “Voy a tener reunión con ellos para evaluar, para estar evaluando. No quiero que sean reunidos de todo el sexenio, quiero que sean pocas para encontrarnos, si es posible, en las comunidades, en los pueblos, con este caso resuelto”.

Fuente: Sin Embargo