Lunes 15 Abril 2019 Reencuentro

0
19

+ Juicio sumario a AMLO de las “benditas redes “
+ Lo juzgan apenas con 5 meses de presidente
+ Quirino Ordaz refrendó su militancia en el PRI
+ Mínimo tener 400 mil que votaron en el 2018

Por Heriberto Millán G.
heribertomillang@gmail.com

La caída de López Obrador tiene un alto pronóstico, será más dura que la del resto de sus antecesores. Es el juicio que ya adelantan las redes sociales en nuestro país, “las benditas redes” se escucharía la noche del primero de julio de 2018, en el Zócalo de CDMX.
Es una inexorable ley de la física cuando se crean expectativas que la terca realidad, las hace imposibles de cumplir.
Veamos:
Así sucedió con Carlos Salinas, que nos hizo creer estábamos en el primer mundo.
Así sucedió con Fox por la pérdida de su bono democrático y la corrupción de Martita e hijos.
Así sucedió con Calderón, al declarar la guerra al narco, todavía no paramos de contar muertos.
Así sucedió con Peña Nieto y reformas. Nunca hubo resultados y su corrupción desbocada y cínica.
Y así está sucediendo con López Obrador y su mal llamada 4T, ya que todos los indicadores económicos, de seguridad y de corrupción, van en franco deterioro. Y éstos, siempre terminan con fuerte crisis económica, un grave retroceso y daño a los mexicanos.
Que dura es la caída. La historia los juzgará.
¿Cuál es la diferencia establecida en estos juicios de las “benditas redes sociales”, que bien podrían ser adoptadas por toda la nación?
Una y dramática para López Obrador. No llega a sus primeros cinco meses de gobierno y ya se le está juzgando, no le están dando oportunidad a que recomponga el barco, simplemente le acusan que en lo político, económico y social, son nulos resultados y lo peor, que no habrá marcha atrás.
Como el banco mundial, por ejemplo, que en todo el sexenio no le augura más allá de un crecimiento del 2.3 %, pero bien que grita que será en promedio del 4%. Está loquito.
Imposible, para este espacio de opinión, enumerar cada uno de los conflictos y sus causas, que han generado un panorama tan desolador para López Obrador que puede acentuarse, sin duda, tras el inicio de operaciones de la Guardia Nacional con todo y que quienes están al mando castrense cuenten con una envidiable hoja de servicios.
Todos esos conflictos Usted ya los conoce, son del dominio público.
Cuál es su opinión.
+ La del sábado fue una jornada en el PRI, que su dirigente estatal, Jesús Valdéz calificó de histórica porque en la continuidad de la campaña nacional que han abierto para refrendo y afiliación al partido, de sus militantes, quien se acercó a primera hora fue el gobernador Quirino Ordaz Coppel.
Soy un hombre agradecido, dijo de entrada al estampar firma y huella digital en el documento ofrecido por el partido, pues recordó que el PRI lo hizo gobernador.
No recordamos que antes algún gobernador lo haya hecho. Lo han refrendado en el discurso, pero acercarse al partido a firmar un documento y dejar su huella, nunca.
“Seguiré trabajando y echándole ganas por las y los sinaloenses. Me toca encabezar el Poder Ejecutivo y trabajar para todas y todos”, dijo en breve mensaje en la explanada del tricolor e invitó a sus compañeros militantes a trabajar con honestidad, disciplina y en beneficio de las personas que más lo necesitan.
Como en sus largas jornadas de campaña, la militancia priista ahí reunida en la sede estatal del partido, le recordaron también su grito, “Quirino, Quirino, Quirino”, el distintivo hasta hoy día.
El Revolucionario Institucional continuará con su jornada, que será de permanente afiliación, pero hará un corte en el mes de junio porque el Instituto Nacional Electoral así se lo exigirá, 90 días antes de la jornada en que la militancia priista elegirá a su nueva dirigencia nacional, prevista si otra cosa no sucede el 8 de septiembre.
Después puede continuar hasta el 2021, antes del proceso electoral en que se elegirá nuevo gobernador.
La meta no es nada fácil para el PRI pues pretenden alcanzar no menos que 400 mil afiliados que fueron los votos alcanzados en la elección de 2018, justamente la peor. Hay esperanza de mejorar, están trabajando para ello en Sinaloa, aunque a nivel nacional no se advierte el mismo entusiasmo.
Y menos si se dividen en su proceso interno. Ya se sabrá.
Nos vemos mañana.