“La lucha en las calles ya no da para más”, dice ex vocero de padres de los 43 normalistas

0
9

Felipe de la Cruz señaló que ya se logró entablar diálogo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que las manifestaciones ya no darán más resultados. 

El ex vocero del colectivo Nos Faltan 43, Felipe de la Cruz Sandoval, señaló que “la lucha en la calle no da para más”, al justificar la decisión de buscar una diputación federal por la vía de la representación proporcional.

El profesor jubilado manifestó que se debe cambiar el escenario de la lucha, para estar en los espacios donde se toman decisiones e incluso, donde se puede ejercer una presión más efectiva.

Eso implica, detalló, que las movilizaciones que se han realizado durante seis años y cuatro meses, consiguieron que el caso fuera visibilizado y retomado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien ha mostrado un interés real por llegar a la verdad.

“Ya no vamos a dar más en las calles, ya estamos con la instancia más alta de autoridad en nuestro país y los resultados son muy pocos, son insuficientes”.

“Mi visión es que si nos permiten ingresar donde se toman las decisiones, se buscaría la forma de avanzar sobre la exigencia de que haya verdad y justicia con mejores resultados”, dijo.

En ese sentido recalcó que contrario a lo que han expresado algunos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, así como padres de varios de los 43 desaparecidos, él no ha traicionado a nadie al registrarse como candidato a una diputación federal.

La decisión que tomó, dijo, “se sustenta en un hecho que resulta incuestionable, pues ninguno de los diputados federales que han formado parte de las comisiones encargadas de dar seguimiento al caso Iguala se han preocupado en realidad por llegar a la verdad”.

Hasta el momento, las comisiones especiales de la cámara baja, se han limitado a dar testimonio de lo que realizan las autoridades, pero sin ejercer una presión real para llegar a la verdad.

Reveló que en el sexenio pasado, en referencia a la administración del ex presidente Enrique Peña Nieto, él recibió una invitación para participar en un cargo público con la intención de restarle fuerza al movimiento, sin embargo, lo rechazó.

Reiteró que dejó la vocería, pero no dejó de ser parte del movimiento que encabezan los padres y familiares de los estudiantes desaparecidos, al que por convicción se sumó desde su origen, a pesar de que su hijo, que fue estudiante de la Normal Raúl Isidro Burgos, logró salir ileso durante la noche del 26 de septiembre de 2014.

“Es fácil hablar y criticar cuando no se ha vivido los momentos más críticos del movimiento, con enfermedades y con necesidades, pero yo me he mantenido firme,” dijo De la Cruz Sandoval, antes de sentenciar que no va a permitir que se le criminalice, como si hubiera hecho daño al movimiento.

RLOfático, Felipe de la Cruz aseveró: “Yo no he traicionado a nadie”.

Información por MILENIO