Febrero 19 de 2019 Reencuentro

0
29

+ Popularidad comprada la de López Obrador
+ Retroceso en apoyo y fomento a productividad
+ El Retiro Anticipado de Maquío en la política
+ Alejandro Moreno otro candidato para el PRI

Por Heriberto Millán G.
heribertomillang@gmail.com

No debería extrañar la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador, sorprendentemente en niveles insospechados, según los últimos sondeos de opinión y así se mantendrá, no sabemos hasta cuándo.

Bueno, si sabemos, mientras siga regalando dinero a la gente, del erario público, no habrá cambio a menos que entiendan que están siendo cooptados con el propósito de cumplir sus deseos político-electorales. Quiere entonces sí, una mayoría calificada en la cámara de diputados y en el Senado de la República. No le satisface lo hasta ahora logrado.
Y es que.

No puede entenderse de otra manera cuando no es por ahí el camino para combatir la pobreza y evitar la corrupción aunque sea su justificación, sin presentar casos concretos y muchos menos nombres.

Ya se lo dijo también el hombre más rico del país, Carlos Slim. Si entregando dinero se pudiera erradicar la pobreza, él mismo no dudaría de regalárselo a quienes así lo necesiten.

No es por ahí, lo que se requiere es crear empleos y más empleos. Para el presidente y su gabinete, en el populismo rampante, es mejor regalar dinero, así tiene un campo fértil de lealtades para cuando los necesite políticamente.

Efectivamente aunque nos reclamen y digan lo contrario, ese es el propósito del presidente. Esa es, a juzgar por las múltiples expresiones ya del dominio público, la razón de peso. En el fondo, desea que haya una total sumisión a sus deseos. Ordena cada mañana que es lo que a su criterio debe hacerse y el gabinete en pleno tiene que obedecer, sin chistar.

Y de la mano, sus incondicionales acatan y de ninguna manera le explican que hay equivocadas decisiones, como son los casos, por ejemplo de las estancias infantiles cuyo problema no es menor si como han respondido las madres de familia, logran conformar un bloque sólido frente para buscar una reconsideración presidencial.

O de plano se quedan calladas. No lo creemos, todavía se dirá mucho aunque la prensa fifí siga criticándole.

Mientras, los productores agrícolas de Sinaloa, Sonora y Tamaulipas, el bloque norteño de elevada productividad en sus cultivos, reflexionan estos momentos que es lo que deberían hacer ante el anuncio de López Obrador que por el momento no se les atenderá en los apoyos a la comercialización que reclaman y que en estos momentos a diferencia de otros años, ya estaban anticipadamente contratando sus cosechas para garantizar un precio rentable.

Que es lo que sucederá, pues que habrá un retroceso en el apoyo y fomento a la productividad. De ser el sector fuerte, ahora es el vulnerable en tanto no decida que hay que brindar ese respaldo a la agricultura comercial, la rentable en sus afanes de alcanzar la autosuficiencia alimentaria, que tampoco se logrará.

La gran inquietud existente era preocupante porque no aparecían las famosas reglas de operación, ahora lo es más porque no se sabe nada, pues no todos los productores podrán acceder a los programas que operará la SADER y ni siquiera podrán participar en el programa de ingreso objetivo.

Es cierto, hay que dar prioridad a los que menos tienen para que sean más productivos los pequeños, los más vulnerables pero los productores, al menos los de Sinaloa, consideran que esto no puede hacerse a costa de la agricultura comercial, de quienes cultivan superficies mayores a las 20 o 30 hectáreas.

Definitivamente hay un retroceso y estamos pendientes de cuál será la decisión que tomen. Con los brazos cruzados no se van a quedar. Júrelo.

Como lo había anticipado Manuel Clouthier, al invitar a conferencia de prensa, confirmó su deseo de retirarse de la política.

Hay quienes dudan que así sea y que en un futuro nuevamente lo veamos con intenciones de buscar una candidatura, pero la soberana paliza que le pegaron en las elecciones del año pasado fue más que suficiente para reconsiderar y tomar la determinación de abandonar la política para dedicarse a sus empresas particulares.
Yo sí le creo.

Ya no tiene las condiciones para seguir jugando a la política como lo hizo cuando logró ser diputado federal en los períodos de 2009 a 2012 y de 2015 a 2018. Con el dominio de Morena, a los independientes ya los hicieron a un lado. Ni se habla de ellos, por eso su decisión de irse de una actividad que todavía no sabemos de qué le sirvió a Sinaloa.

Déjeme compartirle que ya hay un tercero para buscar la presidencia del comité nacional del PRI. Se trata de Alejando Moreno Cárdenas, quien se suma, ya lo habíamos dicho a José Narro y la ex gobernadora den Yucatán, Ivonne Ortega.

El gobernador de Campeche ha construido una sólida carrera al amparo del PRI, así que se siente con los méritos suficientes para entrarle a la contienda. Ya lo hizo público en los medios de comunicación. Seguramente ya lo trató con sus compañeros gobernadores y por ahí buscar esa posibilidad.
Ya volveremos con el tema.

Finalmente nuestro agradecimiento a tantas muestras de apoyo por haber tomado la decisión de volver a escribir. No había de otra, ya les dije, no es saludable permanecer sin hacer nada en casa. Sorprendente el número de llamadas, los comentarios que se consignan en las redes sociales y las expresiones en lo personal. Es compromiso responder a esa confianza.