Es necesario y urgente que sigan los trabajos de Nuevo Aeropuerto: IMCO

0
44

El IMCO consideró que cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto representaría en este momento “darse un balazo en el pie” porque es una obra imprescindible para el país.

El director del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Juan E. Pardinas, consideró que la próxima consulta para decidir si continúa la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) tiene una racionalidad política y no considera los altos costos que tendría su suspensión (estimados en 120,000 millones de pesos o más, por lo difícil que es definir los gastos no recuperables), por lo que es necesario que los trabajos sigan.

“Se trata de una obra imprescindible para el país y los procesos de contratación han incorporado buenas prácticas internacionales”, dijo.

En rueda de prensa, consideró que previo a la consulta que ha planteado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), hizo falta que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) ofreciera mayor información a la sociedad sobre el proyecto en temas ambientales, financiamiento, técnicas de construcción o de su mantenimiento, que es uno de los temas que más ha causado polémica.

“Lo que requiera de mantenimiento de pistas, por ejemplo, se obtendrá de la misma operación del aeropuerto y no requerirá, como otros proyectos (el tren México-Toluca) recursos fiscales eternamente. Esto, según la información que tenemos hoy”, refirió.

Además, debido a la solicitud de información que ha hecho el nuevo gobierno, se pudo conocer que el modelo de financiamiento volvió a modificarse y actualmente 90% de su costo (285,000 millones de pesos) serán aportados por el sector privado y el resto serán recursos públicos con lo cual está “blindado”.

Pardinas afirmó que la información de su estudio sobre riesgos y oportunidades del NAIM será entregado este día al equipo de AMLO. En el texto se destaca que el incremento de costos de la terminal, de 169,000 a 285,000 millones de pesos, lo que representa un incremento de 70%, se explica por las variaciones en el tipo de cambio y ampliación a la obra para atender la creciente demanda aérea.

En su texto se hace un análisis detallado de los procesos de contratación, en donde no encuentra complicaciones sustanciales, y se destaca la apertura del GACM para publicar la información.

Mayor lupa en siete contratos

El especialista en temas anticorrupción del Imco, Max Kaiser, consideró que será importantísimo el trabajo de seguimiento de los trabajos del aeropuerto hacia adelante, sobre todo en los siete contratos más importantes que están en marcha y suman más de 130,000 millones de pesos, entre ellos el edificio terminal y su losa de cimentación, las pistas, la torre de control y las subestaciones y acometidas eléctricas.

Esos contratos, dijo, podrían generar riesgos de retraso, sobrecostos y problemas en la puesta en operación final del aeropuerto, por lo que hay que dar un seguimiento puntual junto con organizaciones de la sociedad civil. “Al día de hoy no tenemos ningún motivo para creer que estos siete contratos tienen algún problema, pero una de las propuestas que hacemos es reforzar la parte de vigilancia y control administrativo de los contratos desde la Secretaría de la Función Pública, para tener un sistema que en tiempo real vaya verificando su desarrollo”, comentó.

 

Información de: El Economista