Don Armando, abuelito que vende dibujos para llevar leche a sus nietos

0
19

Don Armando es un abuelito que se hizo viral por vender dibujos en las calles de Nuevo León para llevar comida y leche a sus nietos.

Existen infinidad de historias a lo largo y ancho de la República Mexicana que nos conmueven hasta las lágrimas, tal es el caso de Don Armando, un abuelito que a diario recorre las calles de Guadalupe, Nuevo León, vendiendo dibujos para llevar el sustento a su hogar y así poder alimentar a sus nietos.

La historia de Don Armando, el abuelito que vende dibujos para alimentar a sus nietos

La historia de Don Armando ha conmovido a propios y a extraños gracias al poder del internet, donde su caso se hizo viral a través de Facebook, luego de que Héctor Villanueva compartiera le conmovedora vida de este abuelito que a diario recorre las calles del municipio de Guadalupe vendiendo sus dibujos para poder comprar leche para sus nietos.

El señor estaba llorando porque quería vender sus dibujos para llevarles una leche a sus nietos y no traía dinero. Me lo vendía el dibujo de la virgencita a 20 pesos y le di 100, y se puso a llorar porque se sentía feliz”

 

La publicación de Héctor Villanueva de inmediato se hizo viral y algunos usuarios de la red social pidieron apoyo para Don Armando, ya se llevándole ropa, despensa, zapatos o incluso un bastón para que pueda caminar con mayor seguridad. Pero eso no es todo, también invitaron a las personas a ayudarlo comprándole uno de sus dibujos.

Don Armando es conocido en redes sociales como el abuelito que vende dibujos. Su nombre completo es Armando Ramírez Obregón, es originario de San Luis Potosí, pero desde que tenía 6 años llegó al municipio de Guadalupe, Nuevo León, donde vive actualmente.

Ramírez Obregón contó para TV Azteca que ya se considera del municipio de Guadalupe, ya que ahí estudió hasta la preparatoria y posteriormente viajó a la Ciudad de México para estudiar artes en Bellas Artes, asimismo, reveló que tras completar sus estudios se volvió restaurador.

Pero en 1985, tras el terremoto que cimbró a MéxicoDon Armando decidió volver a Monterrey para alejarse del peligro de los temblores y fue así como emprendió su vida de artista en solitario como él se autonombra.

Don Armando vive actualmente en la calle San Agustín #330 de la colonia Jardines de Santa Clara, en el municipio de Guadalupe, Nuevo León.