Braskem Idesa y Pemex acuerdan desarrollar terminal de importación de etano

0
9

La inversión aproximada será de 400 millones de dólares y estará ubicada en la Laguna de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz.

La empresa de petroquímica Braskem Idesa llegó a un acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex), ajustando las condiciones de su contrato de suministro, así como un convenio para desarrollar una terminal de importación de etano.

Braskem Idesa y el gobierno mexicano tuvieron diferencias desde el inicio de la administración por lo que consideraba un contrato ‘leonino’ para el suministro de etano, así como supuestos actos de corrupción relacionados con la administración que llevo a renegociar el contrato.

De acuerdo con la empresa, aún está sujeto a la aprobación final de los Consejos de Administración de ambas partes, así como de acreedores de Braskem Idesa, además de resolver diferencias históricas que venían siendo discutidas por las partes, establece nuevos compromisos de volumen y precios para el suministro de etano de Pemex a la compañía, compatibles con la disponibilidad actual y futura de la materia prima en el país.

La firma dijo que el acuerdo permitirá la sostenibilidad a largo plazo de su planta, ubicada en Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río, Veracruz, ya que el suministro de etano era parte esencial para la operación de la compañía.

“Asimismo, Braskem Idesa planea construir una nueva terminal para la importación de etano a escala mundial, con una inversión de aproximadamente 400 millones de dólares que estará ubicada en la Laguna de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz”.

Este proyecto se asentará en el área del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT)y es una de las iniciativas del plan de inversión anunciada por el gobierno federal, para el desarrollo del sureste del país y del sector energético.

Braskem Idesa añadió que derivado de lo anterior, se firmó un acuerdo de colaboración con Pemex, CIIT y la Administración Portuaria Integral (API) de Coatzacoalcos.

“Esto brinda las posibilidades de hacer planes de mediano y largo plazo, al tener acceso a diversas fuentes de materia prima que le permitirán producir polietilenos a plena capacidad, para abastecer al mercado local e internacional”, aseguró.

En un comunicado, la compañía refirió que el acuerdo garantiza sus las operaciones, brinda certidumbre a sus clientes, acreedores, accionistas y colaboradores.

El Complejo Etileno XXI inició sus operaciones en 2016, después de una inversión de 5.2 mil millones de dólares por parte de Braskem y Grupo Idesa, y la cual según la propia empresa impactó positivamente en más de 4 mil millones de dólares en la balanza comercial de México e impulsó el desarrollo del sureste del país con la generación de miles de empleos directos e indirectos.

Información por MILENIO