Apoyos a vivienda social y trabajadores informales deben impulsar el sector en 2020

0
35

Dar programas de vivienda a personas sin seguridad social y mejorar los apoyos a trabajadores asegurados de bajos ingresos dinamizarán el mercado de vivienda, sostuvo el presidente de la Canadevi.

El gobierno federal necesita dar mayores apoyos a trabajadores que ganen hasta 5 mil pesos y permitir la oferta de vivienda a quienes laboran en la informalidad, señaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de ViviendaGonzalo Méndez.

Si bien celebró el ajuste de montos máximos de crédito del Infonavit, que permitió incrementar los préstamos concedidos a trabajadores con ingresos de entre 1 y 2.8 UMA (2,568 y 7,190 pesos), el verdadero impacto se dio en quienes perciben entre 2 (5,136 pesos) y 2.8 UMA.

“Los que se han venido favoreciendo con el programa de montos máximos de crédito son los trabajadores que ganan entre 2 y 2.8 UMA, y aquí el promedio de trabajadores que se ha venido beneficiando es de aproximadamente 23 mil trabajadores”, indicó en entrevista con Forbes México.

Por ello, consideró que a los trabajadores del segmento inferior del rango conviene brindarles un apoyo al frente de alrededor de 6,000 pesos para emprender la compra de vivienda, pues difícilmente podrán ahorrar lo suficiente para un enganche.

Por otro lado, destacó la necesidad de crear un programa que facilite la adquisición de una casa a personas que participan de la economía informal, que suman 30.9 millones de personas en el país y representan 56.3% de la fuerza laboral y cuyos ingresos oscilan entre los 3 mil y 10,000 pesos.

“Lo que plantea nuestra industria es que haya un esquema donde entremos todos: la banca federal a través de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), con un mecanismo de garantía para primeras pérdidas donde le garantice a quien preste dinero, estamos convocando que sea la banca comercial, que sea una garantía de hasta 30% del valor del crédito donde se dé una tasa preferencial y el Gobierno federal ponga una garantía al frente”, explicó.

“Si hay un Infonavit para los trabajadores, y un Fovissste para los trabajadores del Estado, ¿por qué no crear un Instituto de Fomento a la Vivienda para los Trabajadores sin seguridad social y poco a poco formalizarlos? Para que tengan el derecho a la salud y ahorro para el retiro”.

También resaltó que hay un retraso en la edificación, pues hay que generar 10 millones de acciones de vivienda en los próximos 5 años, de las cuales la mitad tendrían que ser obras nuevas. Es decir, casi 1 millón por año, mientras que en este no se superarán las 300 mil nuevas unidades.

No obstante, también recordó que si bien la economía del país se ha estancado prácticamente durante 2019, se trata de una industria contracíclica que moviliza a 37 de los 42 ramas productivas del país, a la par que durante 2018 generó arriba de 2.5 millones de empleos.

“Queremos colaborar con 1% de los 4% que el presidente busca para el crecimiento anual de la economía”, sostuvo.

Fuente: Forbes