Una Historia de Amor Entre “Payasadas”

0
97

*Chilena y argentino, pareja muy alegre

*Han viajado medio Continente

Diana, chilena de 26 años, y Roberto, argentino de 32, se conocieron en Brasil y andan de “payasos” en México, concretamente en Mazatlán. Son profesionistas, artistas, pero por la rapidez de obtener recursos lícitos para seguir de gira por el mundo realizan algunas rutinas en los cruces de las calles con trajes de payasos y la clásica nariz roja.

Bohemios, sanos, alegres, románticos y enamorados, pero que hasta para darse un beso de piquito se tapan a la lente de Sinaloa en Línea. Andan y viven en pareja.

En su larga aventura ya pasaron por medio Continente Americano: Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Brasil, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y México.

Diana y Roberto, de fácil palabra, dicen que la felicidad que irradian es porque hace lo que les gusta; trabajan para ellos mismos, viajan, conocen, manejan sus días y sus horarios; conocen gente diferente y prueban comidas distintas.

Dicen que con su “trabajo” en las calles ganan para vivir, no tienen vicios ni son “gastalones”.

Diana, siempre con la voz cantante, afirma que todos los países son bellos y la grandeza de ser diferentes. Apunta que quiere mucho a Argentina, que es como su casa, aunque pensó en quedarse en Brasil; le gusta mucho Colombia y Guatemala, pero México “tiene lo suyo” y con extraordinarios paisajes; le encanta la comida, aunque no el picante.

Dice que lo único que no le gusta de México es el “machismo”.

Mientras, Roberto admite que la brasileñas son bárbaras, pero que allí conoció a Diana y se “enamoró”. Afirma que es uno de los países que más le gustan.

Roberto le entra a las bromas contra los propios argentinos y dice que un “argentino para suicidarse se sube a su ego y salta” y que el “mejor juguete del argentino es yo,yo,yo”.

Admite que sus compatriotas tienen fama de creídos y fanfarrones, pero que con 40 millones de argentinos y que la gente cambia mucho por regiones, desde el norte al sur.

En su alegría, Roberto mandó un beso y un saludo a sus sobrinas Yuliana y Macarena, hasta Argentina.

https://youtu.be/5tS8GPAWwxw