SIN LÍNEA

0
28
  • La “estafa maestra” no termina
  • Pegasus y la consulta pública
  • De qué presume Ebrard?

LA “ESTAFA MESTRA” NO TERMINA
Para David Ocampo Peraza, del Centro de Educación Ambiental y Agrícola A.C., (CEAA), hay varias opciones para defender los terrenos que son patrimonio de los mazatlecos y que ellos tienen en comodato o custodia, según decreto de 1979 cuando se fraccionó el viejo e inexistente aeropuerto porteño. Una de ellas es fincar responsabilidades penales y administrativas a personajes del gobierno municipal, que preside Luis Guillermo Benítez Torres, por “dar o entregar” a un particular lo que no les pertenece como son los predios donde está asentado el CEAA y el CEMAZ, en terrenos frente al Bosque de la Ciudad.
La empresa Nafta, propiedad del Grupo AREH de la familia Arellano, después de diez años de litigio por irresponsabilidad de gobiernos locales desde el último de Alejandro Higuera Osuna, nunca enfrentaron como debían el proceso jurídico que no permitió la construcción de una gasolinera, pero sí alargar una “deuda ficticia” para ahora obligar, vía magistrados del Poder Judicial, pagar al gobierno municipal más de 141 millones de pesos.
Algunos pagos –ya se han hecho tres de cinco millones de pesos cada uno- serán en efectivo de manera mensual y otras entregas se harán con terrenos del municipio y que pertenecen a la comunidad mazatleca, lo cual dice la ley que no se pueden pagar deudas a particulares con bienes comunes, del pueblo.
Otra alternativa es el amparo para el CEAA, el CEMAZ y particulares que se sientan afectados por esa “entrega irregular” de los terrenos a los Arellano.
Dijo que las otras dos opciones son: acudir al Instituto de Bienes Nacionales, institución que hizo entrega de estos predios al municipio para el Bosque de la Ciudad y donde están ubicados el CEAA y el CEMAZ; son unas 50 hectáreas que no pueden ser enajenables. El Instituto debe pedir una explicación al gobierno de Mazatlán porque no se pueden vender ni donar esas tierras.
La cuarta opción es convocar a la población para que emita una opinión y firmas para ser entregadas al alcalde Benítez Torres, al secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, y a los regidores que firmaron esa decisión de quitar áreas de bien común y entregarlas a particulares; “es ilegal”, enfatizó.
Al respecto, uno de los regidores Adalberto Valle reconoce que el caso Nafta es “cosa juzgada” y aunque hubo un mal proceso jurídico “no es justo pagar una cantidad de dinero tan elevada”. Esos 141 millones de pesos no es cualquier cosa; me hubiera gustado pagar con otros mecanismos y no con terrenos de los mazatlecos”. Aceptó que los afectados pueden “ampararse”.
Así, aunque para el alcalde Benítez Torres Nafta es historia pasada, para otros mazatlecos apenas comienza con otro litigio con lo que se califica como la “Estafa Maestra” marismeña. Estaremos pendientes del tema que anticipa dará para más.

PEGASUS Y LA CONSULTA PÚBLICA
Desde las épocas de los ochentas se habla de espionaje en México, sobre todo a raíz de los acontecimientos de la “guerra sucia” contra los movimientos sociales que surgieron después del 68 y las matanzas de grupos de la sociedad civil, entre ellos cientos de estudiantes.
A la llegada de Enrique Peña Nieto al poder se habló del sistema de espionaje Pegasus y se revivió en el actual régimen para reiterar en las acusaciones a los gobiernos del pasado de corrupción y todo lo demás.
Pegasus o como se llame no es más que un programa, muy caro, por cierto, para invadir la privacidad de los “enemigos del sistema” y lo que provoca es la violación de los derechos humanos y fundamentales de cientos, tal vez miles de personas en nuestro país y, que genera un ilegal desvío de recursos públicos.
Se trata de delitos tipificados y, por lo mismo, si se tienen las pruebas acerca de las irregularidades cometidas, aparentemente durante los gobiernos de los ex presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, surge de inmediato una pregunta: ¿por qué no se conoce ninguna denuncia?, cuestiona con toda razón el analista Miguel Ángel Rivera Paz.
Con esas informaciones se supone que la Fiscalía General de la República (FGR) hubiera consignado, o por lo menos abierto una carpeta de investigación para establecer posibles responsables de las ilegalidades. Pero en 15 años, desde Calderón a la fecha, nada se ha hecho y por eso temas como este se vuelven distractores simplemente de otros asuntos realmente importantes para el país.
O ¿están esperando al resultado de la “consulta popular” de este domingo 2 de agosto para recibir la autorización para proceder penalmente contra los ex funcionarios responsables?
En este terreno, cualquier estudiante de Derecho, por lo no decir que un abogado con experiencia, contestaría con un principio que se ha repetido hasta el cansancio desde que se anunció esa “consulta” y se presentó como una forma de pedir la anuencia del pueblo para juzgar a ex presidentes de la República: “la aplicación de la ley no se consulta”, insiste Rivera Paz.

DE QUÉ PRESUME EBRARD?
Con la llegada de más de dos millones de dosis anti-Covid, este miércoles, México rebasó la cifra de 80 millones de vacunas recibidas, informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, pero entonces por qué está tan lenta la vacunación y rondamos apenas los 60 millones de personas inoculadas, además de que la población mexicana somos un poco más de 126 millones de personas. A caso la lentitud es responsabilidad del sector salud de México?
Mientras, las malas noticias siguen con la pandemia cuando se reitera que la variante Delta puede tener un nivel de contagio 60 por ciento más al virus original causante de la Covid-19, por lo que no se pueden flexibilizar las medidas de salud pública, ya que las variantes ponen en riesgo lo que hemos logrado hasta este momento, reconoció la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Carissa F. Etienne, directora de la organización, explicó que cuanto más circulen estas variantes en la región, en las comunidades, habrá mayores casos, problemas con los servicios de salud y la gente morirá: “Las vacunas son nuestra mejor esperanza para detener esta pandemia y también para reducir el alza, el surgimiento abrupto de nuevas variantes”.
“La buena noticia es que las vacunas funcionan contra todas estas variantes, incluyendo Delta, así como en lo que hace a la prevención de enfermedad grave y mortalidad. La mala noticia es que no tenemos suficientes vacunas para interrumpir la transmisión comunitaria”.
Explicó que “las variantes de preocupación son más contagiosas que el virus original; dos de estas variantes, Alpha y Delta parecen conllevar un riesgo más alto de hospitalización”.