SIN LÍNEA

0
50

 

  • Irresponsabilidad regresar a clases?
  • Y Sinaloa sigue en semáforo rojo
  • No exagerar: López Obrador

IRRESPONSABILIDAD REGRESAR A CLASES?
No todos están de acuerdo en regresar a clases presenciales a finales de agosto como lo propone el Presidente de la República. Miles de padres de familia no quieren correr ese riesgo, también cientos de maestros que afirman no estar preparados por lo que implica la peor pandemia de la historia en el mundo, no sólo en México y Sinaloa.
Mientras, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, señala que el sistema educativo del estado está preparado para regresar a clases presenciales en agosto. La semana pasada el Congreso sinaloense, en opinión mayoritaria, se pronunció por no retornar a las escuelas y seguir con la educación virtual. El diputado local Mario González en entrevista indicó que “más vale perder clases que perder la vida”.
La epidemióloga y jefa de la Unidad Técnica Anti-Covid de la OMS, Maria Van Kerkhove, lo dice de manera cruda: “Reducir las restricciones y las medidas para prevenir contagios de Covid-19 es jugar a una lotería mortal. Y subraya: “Mientras la mayor parte de la población no esté inmunizada, el virus seguirá circulando y mutando”.
Puntualiza que “es fundamental que las vacunas lleguen al mayor número de países, no sólo a los desarrollados, no sólo a Occidente, ya que mientras se mantenga la actual situación, la vacunación no supondrá el fin de la pandemia porque los vacunados pueden contagiarse y transmitir el virus a las personas que todavía no han sido inmunizadas contra Covid-19”.
En nuestro país, el pasado fin de semana, el Informe Técnico Diario que da a conocer la Secretaría de Salud, correspondiente a la semana epidemiológica 27 -que comprende del 4 al 10 de julio- cerró con 48 por ciento de incremento en el número de casos estimados en comparación con la semana previa, y 112 mil 261 casos activos, que representan 3.8 por ciento del total.

Y EN SINALOA SIGUE EL SEMÁFORO EN ROJO
Además, la mencionada dependencia informó que el Semáforo Epidemiológico Covid-19 reubica a Sinaloa en rojo, máximo riesgo, mientras que sólo se mantienen en verde Coahuila, Chiapas y Aguascalientes. Otras trece entidades se mantienen en naranja: Baja California Sur, Tamaulipas, Nuevo León, Nayarit, Jalisco, Colima, Hidalgo, Veracruz, Estado de México, CDMX, Guerrero, Oaxaca y Quintana Roo.
En el nivel medio de riesgo, amarillo, estarán 15 estados: Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, Michoacán, Morelos, Tlaxcala, Puebla, Campeche, Tabasco y Yucatán.
Como se aprecia, los pronósticos no son muy halagadores. Más bien, los especialistas recomiendan precaución y mantener las medidas de protección, como evitar sitios públicos, mantener la “sana distancia” y el uso de cubrebocas, además de la vacunación para los estratos sociales a los que llega esa medicina preventiva.
Sin embargo, fiel a su tradición de “tener otros datos” y de mantener la convicción de que el ataque del coronavirus no es tan grave o que se puede contener con detentes, el presidente López Obrador reafirmó este fin de semana que el retorno a clases presenciales en escuelas públicas del país será a finales de agosto, “llueva, truene o relampaguee”.
López Obrador ha insistido en que nada sustituye a las clases presenciales, pese al buen resultado que dio el sistema de educación a distancia.
En el aspecto puramente educativo tiene razón. Sin embargo, al hacer un balance general, el nivel educativo queda por debajo de la salud y la vida.
Cuando nuestro país parece inmerso en lo que parece una tercera ola o en un nuevo “pico” de la pandemia, lo más indicado sería mejor esperar signos claros de que el padecimiento ha cedido un poco y no caer en la irresponsabilidad de perder una generación de niños o de jóvenes.

NO EXAGERAR: LÓPEZ OBRADOR
México es el cuarto país con más muertes por covid-19 en el mundo, después de EU, Brasil e India, con cerca de 240 mil fallecidos, mientras el Presidente de la República pidió hoy lunes “no exagerar con medidas autoritarias” ante la tercera ola de covid-19 en el país. Afirmó que este repunte es menos dañino que los anteriores.
“No exagerar con medidas autoritarias. En nuestro país no hubo toque de queda, no hubieron las medidas drásticas, ni en los peores momentos”, apuntó el mandatario desde Veracruz, a donde anduvo en gira de trabajo.
Pese a la tercera ola de contagios que vive el país, donde la semana pasada por cuatro días consecutivos hubo incrementos de más de 15 mil nuevos casos diarios, López Obrador negó que se estuviera pensando en nuevas medidas que lleven al cierre de actividades como ocurrió al inicio de la pandemia.
De acuerdo con un cable de la agencia de noticias EFE, el Primer Mandatario dijo que “no vamos a tomar ninguna decisión de cierre, ya sabemos cuidarnos todos”.
Afirmó que la población ya sabe que la covid-19 es una enfermedad, “un virus muy dañino que causa mucho dolor y tristeza. Hemos perdido familiares amigos, tenemos que cuidarnos todos, pero hay que salir adelante como está sucediendo, sin estar sometidos por la pandemia”.