Sin Línea

0
153

*Cambios que no sorprenden
*Las cuentas alegres del Alcalde
*Una familia de 10, pero en cada oficina

CAMBIOS QUE NO SORPRENDEN

Ya no sorprenden cambios en los principales funcionarios del gabinete del alcalde de Mazatlán, el químico Luis Guillermo Benítez Torres, pues él mismo ha anunciado que vienen más relevos. La pregunta por qué tantos cambios y apenas en el primer semestre de administración, ¿qué no se seleccionaron los mejores hombres y mujeres para iniciar lo que han dado en llamar los morenistas la 4 Transformación?
Lo curioso es que se han ido hombres claves, salvo en la Tesorería y Oficialía Mayor (toco madera dicen Lupita Batiz y Javier Alarcón), porque ahora se fue a otra área el Secretario de Seguridad Pública, Ricardo Olivo Cruz, un hombre muy preparado en la abogacía y con fama de persona honesta y en su lugar ponen a Ramiro Lizárraga Medina. Olivo Cruz no deja el cuerpo policiaco y se va al lugar que tenía Ramiro, a la Unidad de Profesionalización Policial de la SSPyTM.

Ya en el Instituto de Cultura se fue el titular Óscar Blancarte, que es una posición clave porque es la cara de la cultura y lo bonito de Mazatlán en muchos eventos. En la Jumapam, el órgano responsable de darle agua potable a los mazatlecos, se fue el ingeniero Quel Galván. No hace muchos comentábamos en este espacio que parece que dejan sólo al alcalde Benítez Torres y señalamos las inconsistencias ideológicas, la falta de convicciones o que los funcionarios que llegaron no estaban preparados para ser gobierno. ¿Quién sigue?

Las Cuentas Alegres del Alcalde

En el resumen de la Semana Santa el alcalde mazatleco, Guillermo Benítez Torres, presumió ayer que hubo saldo blanco aunque se registraron algunos hechos de violencia, un atropellado por un “conductor fantasma” en la zona de La Marina la madrugada del viernes, así como otros accidentes. Lo que enfatizó el munícipe es que no hubo homicidios dolosos y que por ello esos días santos fueron “blancos”.
Habló de una derrama de 800 millones de pesos y poco más de 700 mil visitantes, un poco más de la población mazatleca. También que se metieron a las playas 418 mil bañistas y otros tantos más; ¡vaya tino del alcalde para contarlos de manera exacta! De los fenomenales congestionamientos viales en esos días nada dijo el primer funcionario municipal.

Mientras, hoy en las cifras del Secretario Estatal de Turismo, Óscar Pérez Barros, el funcionario también presumió que se registró un 30 por ciento más de visitantes en comparación con el año pasado.
La derrama económica fue mil 280 millones de pesos, 11.4 por ciento más que en 2018; donde los lugares de mayor afluencia los encabeza Mazatlán.
Pérez Barros dijo que el balance operativo en Sinaloa se efectuaron 960 atenciones, 170 operaciones de rescate en las zonas de playa; con el registro de 11 fallecidos en accidentes de tránsito y 12 homicidios dolosos.

UNA FAMILIA DE 10, PERO EN CADA OFICINA

Lo creo y no lo veo, lo veo y lo creo o como se diga. Lo cierto es que el amigo el Químico Benítez ha llenado familiares la “gubernatura” del Cabildo. Pareciera que se pronto una familia extendida -distinta a la familia nuclear-, para no decir una tribu. Lo que sí estoy seguro que el químico y su pareja sí aman a su familia, porque a pesar de las severas críticas que se han hecho se sirvió con la cuchara grande. Lo que a continuación se expondrá no es un mitote, un trascendido o una malquerencia inventada, pues la denuncia por nepotismo fue interpuesta por la mismísima síndica procuradora, Elsa Bojórquez, ante el Órgano de Control Interno del municipio, a cargo de Rafael Padilla.
Jorge Daniel. Jefe de grandes consumidores de Jumapan y Norma Cecilia Contreras Cruz, jefa de compras en el Acuario, ambos son hijos de Jorge Contreras, Secretario de Presidencia. Luisa Fernanda Olivas Peralta, subjefa de Proveeduría, sobrina de Gabriel Peña Chico, es pareja del alcalde. Manuel Hinojos Alarcón, administrador de Imdem, es sobrino político de la pareja del alcalde. Humberto Álvarez, director de Imdem, es sobrino político de la pareja del alcalde. Manuel Hinojos Alarcón y su tía Blanca Esthela Barragán y Enrique Alarcón, administrador de Imdem, el primero es coordinador de Casa Haas, la segunda, y director de Enlace Rural, sobrino, esposa y sobrino, respectivamente, del tesorero Javier Alarcón. Jesús Eduardo Ostos Torres, supervisor de Egresos, esposo de la titular de OIC en Cultura, Ana Bárbara Velarde Osuna, jefa de cajeras de Jumapam, nuera del doctor Alfonso Sandoval.

Y la lista sigue, sigue y sigue y seguirá sino se aplica la ley. Ya entendí el porqué los cuerudos militantes de Morena se quedaron sin chamba. En estos momentos de tristeza pienso en Miguel Ángel Jardines, el Profe Miramontes y decenas de férreos militantes no agarraron hueso y hoy andan “pateando votes” por esas calles de Dios. Pero como digo una cosa, digo otra: jamás había visto a un patriarca como el químico tan solidario con su grey.