SIN LÍNEA

0
35
  • AMLO ahora contra el INE
  • Elecciones y desconfianza
  • Covid y el rezago educativo

AMLO AHORA CONTRA EL INE
No bien acaba de enfrentar a los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con el tema de la nueva ley sobre la Reforma Eléctrica cuando ya el Presidente de la República endereza sus críticas ahora al Instituto Nacional Electoral y acusó esta mañana que existe una estrategia política en contra del movimiento de la 4 Transformación para que no tenga mayoría en la Cámara de Diputados en las elecciones del 6 de junio. Los consejeros del INE son cómplices de sus opositores, pontifica el Mandatario.
En la “mañanera”, dijo que se han agrupado con ese “propósito Claudio X. González, Enrique Krauze, intelectuales orgánicos, los dueños de los medios de comunicación, no todos, hay excepciones, pero existe ese plan”.
López Obrador dijo que esperaba que el INE “no modifique las reglas y tengamos la mayoría en la Cámara de Diputados”.
Lo anterior, luego de que el pasado 19 de marzo el INE llegó al acuerdo para la asignación de las curules de la Cámara de Diputados por el principio de Representación Proporcional para la LXV Legislatura con el fin de que ningún partido tenga sobrerrepresentación en el Poder Legislativo.
Mediante el mecanismo de militancia efectiva, el INE pretende comprobar que las y los candidatos a las diputaciones plurinominales realmente pertenezcan a los partidos que les están postulando. Con esto, el triunfo de los abanderados que ganen un distrito por mayoría relativa será contabilizado para el partido político al que están afiliados.
El presidente López Obrador insistió en que hay un plan de “quienes se sentían los dueños de México, a lo mejor sienten que van a quedarse en definitiva sin privilegios y van a tener que abstenerse y dejar de robar”.
El Presidente señaló que los partidos están convocando a políticos antiguos para participar junto a los representantes del viejo régimen.
“Yo siempre he dicho que el INE en otros tiempos se han prestado a los fraudes electorales o se han hecho de la vista gorda. Desde luego que tengo pruebas de lo que estoy diciendo; es más, he sido víctima del fraude electoral y de la complicidad de los organismos electorales; he padecido eso, nos robaron la Presidencia en el 2006 y en el 2012”.
López Obrador confió en que el INE recapacite y que actúe con rectitud, integridad, legalidad y que hagan valer la democracia.

ELECCIONES Y DESCONFIANZA
A 10 días de que inicien las campañas electorales de este año, el 76 por ciento de los encuestados dijo que no confía en los partidos políticos, y el 50.7 por ciento coincidió en que estos “no sirven para nada”. Esto de acuerdo con la Encuesta Nacional de Cultura Cívica (ENCUCI) 2020 elaborada por el INEGI y el INE.
En tanto, el 52.7 por ciento expresó estar satisfecho con la democracia que se tiene hoy en México, pero un 46.8 por ciento, prácticamente la mitad de la población dijo estar poco o nada satisfecho.
Aunque el 65 por ciento considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, el 31 por ciento admite que “en algunas circunstancias” un gobierno democrático puede “no ser la mejor opción”, o bien, que le da igual un régimen democrático que uno no democrático.
El 61 por ciento de la ciudadanía considera que las leyes se respetan poco o nada en México, y un 45 por ciento cree que no es posible disminuir la corrupción, cuyo combate es una bandera de la actual administración federal.
El INEGI explica que la ENCUCI 2020 mide el involucramiento de la población en los asuntos públicos, su relación con organizaciones y otras personas, su sentido de pertenencia y el reconocimiento de sus derechos y obligaciones como ciudadanos.
La encuesta fue aplicada en más de 25 mil viviendas de zonas urbanas y rurales, entre agosto y septiembre de 2020.
Las universidades públicas son las instituciones que gozan de mejor reputación entre la ciudadanía, pues el 70 por ciento les tiene confianza, seguidas de las organizaciones sociales, con una confianza del 51.4 por ciento.
Junto con los partidos, los sindicatos forman parte de las figuras más desacreditadas, con un 61 por ciento de la población que les tiene desconfianza, seguidos de los empresarios, de los que desconfía el 50.3 por ciento, y de los medios de comunicación, con una desconfianza del 49.8 por ciento.
A su vez, el 67 por ciento expresó que no confía en los servidores públicos o empleados del gobierno.
Durante la presentación de la ENCUCI, los titulares del INEGI y del INE, Julio Santaella y Lorenzo Córdova, respectivamente, precisaron que los resultados serán la materia prima para elaborar el Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía en México 2020.
Córdova reconoció que, si bien ha habido avances en el sistema democrático mexicano, sigue habiendo desconfianza de la ciudadanía en las elecciones, e incluso, dijo, hay actores políticos que utilizan el “discurso de la desconfianza” como estrategia electoral.
“Hay quien dice que en México ya no votan los muertos, que en México ya no hay prácticas fraudulentas como urnas embarazadas, ‘ratones locos’ y demás; es cierto, no los hay desde hace 30 años”, sostuvo.
“Sin embargo, pese a todo lo anterior, la desconfianza sigue estando presente en las elecciones, e incluso es alimentada por algunos actores políticos como estrategia electoral.
El presidente del INE dijo que se debe reconocer que los avances en materia de cultura cívica de los últimos 30 años, aunque existen, son insuficientes para ser una sociedad democrática “madura”

COVID Y REZAGO EDUCATIVO
Siguiendo con el INEGI y sobre el rezago educativo a partir de la inasistencia de los niños y jóvenes a las escuelas los estudios revelan que por nivel de escolaridad, 55.7 por ciento de la población de educación superior usó la computadora portátil como herramienta para recibir clases, mientras que 70 por ciento de los alumnos de primaria utilizó un celular inteligente.

En 28.6 por ciento de las viviendas con población de 3 a 29 años inscrita se hizo un gasto adicional para comprar teléfonos inteligentes, en 26.4 por ciento para contratar servicio de internet fijo y en 20.9 por ciento para adquirir mobiliario como sillas, mesas, escritorios o adecuar espacio para el estudio.

En 56.4 por ciento de las viviendas piensan que el beneficio de las clases a distancia es no poner en riesgo la salud de los alumnos, seguida de las ventajas que propicia la convivencia familiar con un 22.3 por ciento y del ahorro de dinero en gastos diversos como pasajes y materiales escolares con 19.4 por ciento.

Sobre las principales desventajas, 58.3 por ciento opinan que no se aprende o se aprende menos que de manera presencial, seguida de la falta de seguimiento al aprendizaje de los alumnos (27.1 por ciento) y de la falta de capacidad técnica o habilidad pedagógica de padres o tutores para transmitir los conocimientos (23.9 por ciento).

Para todos los grupos de edad, más de la mitad de los estudiantes tiene mucha disponibilidad para asistir a clases presenciales una vez que el gobierno lo permita; el grupo de 13 a 18 años es el de mayor disponibilidad con 64.1 por ciento, seguido del grupo de 6 a 12 años con 60.7 por ciento.