SIN LÍNEA

0
294

*La Venganza del Químico
*Sinaloa en el “Partido del Crimen”
*Pandemia, Siguen las Tragedias

LA VENGANZA DEL QUÍMICO
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado reiteradamente, como lo han repetido sus “amlovers” como lo es el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, de que “no son iguales” a los del PRI o del PAN, pues parece que son peores, pues el gobierno de la 4 Transformación, han hecho un desastre de país.
Hay una economía desplomada en el país, con miles de empleos perdidos; la inseguridad, ligada a la violencia del narcotráfico, sigue dejando cifras de asesinados por arriba de las 35 mil personas al año, mientras que la salud vive momentos delicados con las carencias de equipamiento y vacunas para enfrentar la pandemia del Covid.
En lo político, Morena y el Presidente López enfrentan una crisis partidista de buenos candidatos y un enojo del feminismo mexicano por la insistencia de que Félix Salgado Macedonio, acusado de violador sexual, siga siendo el candidato a la gubernatura de Guerrero.
Mientras aquí en Mazatlán, el alcalde Benítez Torres muestra otra vez su autoritarismo, soberbia y ahora perversidad política para insistir en cerrarle el paso, ahora en sus aspiraciones políticas, a la Síndico Procuradora Elsa Isela Bojórquez Mascareño.
López Obrador ofrece todo su apoyo a un violador como Félix Salgado, mientras Benítez Torres por venganza impide a Elsa Isela le haga competencia política, pues en su calidad de Síndica y con las herramientas de la ley en un Tribunal Electoral, la mujer bloqueo al químico en su loca carrera por la gubernatura de Sinaloa.
Esta tarde, en una Sesión de Cabildo Municipal en la que se anunció desde antes que Bojórquez Mascareño solicitaría licencia para aspirar por la candidatura a la presidencia municipal porteña, los regidores de Morena con la complicidad de los priistas rechazaron el permiso por 9 votos para que la Síndica Procuradora se ausentara del cargo.
Para vergüenza del priismo mazatleco fue el regidor Ricardo Michel Luna, de los más aplaudidores de Benítez Torres, quien inició el golpe político en las aspiraciones de Bojórquez Mascareño.
En toda la historia de los Cabildos mazatlecos nunca se había visto un cuerpo colegiado de regidores tan serviles a un presidente municipal; tal vez piensan que por ser las reuniones virtuales y en petit comité la sociedad mazatleca no se da cuenta de tantas cochinadas de este gobierno municipal.
El químico mando a la jauría de regidores contra de la Síndico para negarle su licencia al cargo y con estas artimañas perversas, de una pequeña “mafia en el poder” mazatleco, el todavía alcalde marismeño sigue clavando clavos en su ataúd político. Al tiempo.

SINALOA, EN EL “PARTIDO DEL CRÍMEN”
En la conferencia matutina del Presidente López Obrador, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, señaló que hay siete entidades en donde existe más riesgo de intromisión del crimen organizado en el proceso electoral de este año, con presiones a candidatos e incluso homicidios.

Al respecto, el Presidente de la República pidió a los candidatos que van a participar en las elecciones de junio actuar con firmeza y aplomo frente a las posibles amenazas del crimen organizado. Reiteró que se va a dar protección a los candidatos que lo necesiten, pero respetando que esto no signifique una intromisión del gobierno en el proceso.

La encargada de la seguridad del país, Rodríguez afirmó que esas entidades son Morelos, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Sinaloa y Jalisco, en donde existe “el partido del crimen” que mediante diferentes estrategias está intentando incidir en la elección.

“Establecen campañas del miedo para intimidar a la clase política y al pueblo en general: asesinan, amenazan, cooptan, imponen y financian. Entre sus estrategias de violencia están el homicidio, los secuestros, la privación de la libertad, la intimidación de familias, la quema de domicilios y la extorsión”, dijo.

Aunque todavía faltan tres meses para que se lleve a cabo la elección, de septiembre de 2020 a febrero de 2021, ya se han registrado 73 delitos relacionados con acontecimientos políticos, en los cuales hubo 64 asesinatos que se han concentrado en Oaxaca, Guanajuato, Veracruz, Guerrero, Morelos, Baja California y Jalisco.

“En algunas regiones, el crimen designa, está intentando designar candidatos de áreas completas de los municipios. Tomando el control de las finanzas y extorsionan, y piden moches, diezmos, tanto a los gobiernos como a sus proveedores”, señaló.

La funcionaria federal dijo que entre las estrategias del crimen para intervenir en las elecciones están el homicidio, los secuestros, la privación de la libertad, la intimidación de las familias, quema de domicilios y extorsión.
También se coluden con actores políticos de los partidos o gobiernos locales y desde antes del proceso electoral ofrecen financiamiento o donativos en especie o les otorgan protección personal y capital humano para las campañas.

Para enfrentar esta situación, la Secretaría de Seguridad desplegará un operativo con mesas de diálogo con los gobiernos locales y presencia de fuerzas federales para detectar amenazas, riesgos y vulnerabilidades para evitar que intervenga “el partido del crimen”.

PANDEMIA, SIGUEN LAS TRAGEDIAS
La pandemia no sólo deja pobreza, muerte y desolación, también provoca un rezago en el aprendizaje de los alumnos, deserción escolar, violencia intrafamiliar, estrés infantil, ansiedad, inseguridad, falta de sociabilización, pérdida de valores y el retorno al individualismo sobre el bien común.

La Cepal dio a conocer que, con el coronavirus en 2020, la pobreza alcanzó al 33.7 por ciento de la población y el 12.5 por ciento sufre de pobreza extrema, datos que no se veían desde hace 12 y 20 años, respectivamente.

En cuanto a defunciones, México es el tercer país con mayor número de fallecidos y pronto alcanzaremos los 200 mil decesos.

Pero no sólo es la pobreza y la muerte, el reto que debemos enfrentar. Cuando la epidemia cubrió todo el planeta, los gobiernos establecieron medidas sanitarias de prevención, cuya cultura cambió el entorno de la sociedad y la obligó a cambiar sus patrones de conducta y de consumo.

El confinamiento voluntario provocó la retracción social y la utilización de la tecnología para estudiar, trabajar, comprar, consumir y convivir en sociedad. Los lazos afectivos y familiares dejaron de ser presenciales y toda comunicación fue por redes sociales.

Se dejó de ir al trabajo, a las escuelas, a los templos, a las bibliotecas o a los museos. El cierre de comercios y plazas propició las compras en línea, la comida se pidió por aplicaciones, las reuniones de trabajo fueron por Zoom y frente al cierre de los centros escolares, se utilizó la educación a distancia. Las tareas se entregan por e-mail y las consultas bibliográficas se hacen en los e-books, además de las visitas virtuales a los museos. Lo digital rige nuestro nuevo comportamiento social.