Sin línea

0
181

*López va de enojo en enojo
*Félix Salgado ya perdió
*Benítez Torres, también

LÓPEZ VA DE ENOJO EN ENOJO
Otra vez el Presidente de la República montó en cólera y retó al Auditor Superior de la Federación a presentarse esta mañana en su conferencia diaria para que sostenga en su cara que la cancelación del NAIM costará 331 mil millones de pesos y no 120 mil como el Primer Mandatario había asegurado.

Molesto e intimidante, López Obrador dijo ayer que el informe de la Auditoría Superior de la Federación sobre la revisión de la cuenta pública 2019, no es cierto.

“Yo tengo otros datos”, reiteró en su vieja frase cuando no está de acuerdo con algunas cifras. Con el rostro crispado el Presidente agregó: “Exageran, y no sólo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí y ojalá lo hagan ellos los de la Auditoría Superior de la Federación porque le están dando mala información a nuestros adversarios, y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas”.

El sábado anterior la Auditoría Superior de la Federación rindió un Informe General de la Cuenta Pública 2019, resultado de la auditoría al primer año de gestión del gobierno del presidente López Obrador.

En ese informe, la ASF reporta irregularidades por 67 mil 498 millones de pesos.

AMLO indicó que se enteró de este informe al leer “a un articulista conservador“, quien dijo que la ASF reportaba que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco costaría más de 300 mil millones de pesos.

“Entonces me gustaría que ellos aclararan (la ASF) sobre ese dato que está mal, es exagerado… si fuese así, entonces nos iba a costar el aeropuerto no 300 mil, entonces 600 mil millones de pesos el aeropuerto de Texcoco… aun así nos ahorraríamos pues como 300 mil millones, con el aeropuerto que estamos construyendo en lo que era la base militar de Santa Lucía”.

Esta mañana, el auditor superior de la federación, David Colmenares, se “rajó” y dio marcha atrás en algunos datos, aunque hizo mostrar el rostro del ogro político en que se convirtió por horas el Presidente de la República.

FELIX SALGADO YA PERDIÓ
Hace apenas una semana que la Senadora del PAN, Josefina Vázquez Mota, presentó su libro en Mazatlán “Alas Rotas” en donde hace un resumen de la trata de blancas y violencia hacia las mujeres, niñas y niños de México y en donde el país, como sociedad y gobiernos, no quedamos muy bien parados pues México es el país con mayor explotación sexual contra las féminas y los menores. Las cifras son aterradoras.
De otra parte, México es el país donde 10 mujeres son asesinadas al día y la impunidad supera el 97 por ciento de los casos. Somos país donde un presunto violador, Félix Salgado Macedonio, es candidato a gobernador por Morena, y el Presidente de la República lo protege.

“Ya chole”, fue la respuesta presidencial a las diversas protestas de hombres y mujeres en redes sociales exigiendo, con el hashtag #PresidenteRompaelPacto la renuncia a la candidatura del guerrerense. López Obrador fijó su postura: impunidad y encubrimiento. Oídos sordos a las mujeres mexicanas.

El líder político y moral de Morena y jefe del Ejecutivo, marcó la línea a seguir para sus correligionarios, aún en situaciones tan ignominiosas como la violencia de género y la violencia sexual que afectan al 51.2 por ciento de la población del país.

El Presidente de la República parece olvidar que en el padrón electoral las mujeres representan el 52 por ciento; desconoce, quizá, que el voto femenino en 2018 fue de 66.2 por ciento, mientras que el de los hombres fue de 58.1 por ciento.

Mandar al “diablo a las instituciones” y ahora a las mujeres puede tener su precio en las urnas este 6 de junio. Las mexicanas están hartas y demandan justicia en un país feminicida.

Para nosotros Félix Salgado ya perdió y Guerrero con él es la crónica de una derrota anunciada. Pronto veremos el derrumbe de los políticos con pies de barro.

BENÍTEZ TORRES, TAMBIÉN
En la tierra marismeña que vio nacer al químico Luis Guillermo Benítez Torres también se escriben a diario interesantes historias y una de ellas es que el alcalde porteño ya perdió, aunque él diga que en su “historia política no existe el perder”.

Desde hace varios años, incluso desde los tiempos de alcalde del PT, Jorge Alberto Rodríguez Pasos, el químico ya andaba metido en la “grilla” y durante todos estos años anduvo del tingo al tango hasta llegar al PRD en los tiempos en que Andrés Manuel López Obrador fue líder nacional.

Después vino el cambio de partido a Morena y en donde, eso sí hay que decirlo, Benítez Torres es de los fundadores de este movimiento en Sinaloa y en Mazatlán.

Pero el químico fue candidato ciudadano a diputado en el 2005 y perdió.
En 2007 fue candidato a Síndico Procurador y perdió.
Fue candidato a la alcaldía por Morena en 2016 y perdió.
Hasta el 2018 y gracias al “tsunami López Obrador”, Benítez Torres accedió al poder presidencial.

Hace varias semanas perdió la precandidatura al gobierno del estado ante el Senador Rubén Rocha Moya y está por perder la carrera por la reelección en la Perla del Pacífico; en esta semana quedará sellado su destino político al menos por los próximos tres años cuando vengan, en el 2024, el relevo en la Presidencia de la República y todo el Congreso de la Unión, con los cambios de diputados federales y senadores de la República.