Sin línea

0
192

 

*Morena a la Debacle Electoral?
*Sinaloa se Suma a las Fracturas
*Entre broma y broma…

MORENA A LA DEBACLE ELECTORAL?
En una veintena de estados de la República Mexicana hay inconformidades de militantes y dirigentes morenos contra las decisiones del líder nacional de Morena, Mario Delgado, por la forma en que se decidieron muchas candidaturas, principalmente para gobernador como es el caso de Sinaloa con el químico y alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, quien hizo el entripado de su vida por la nominación del Senador Rubén Rocha Moya.

Benítez Torres en sus excesos y enojos llamó a Mario Delgado “dirigente débil”, pero ahora al “encabritamiento” del mazatleco le dan la razón muchos otros militantes y varios dirigentes locales de los estados, quienes le “tomaron” las oficinas centrales a Delgado, allá en la Ciudad de México.

Quieren tumbar varias candidaturas a las gubernaturas, entre ellas la de Guerrero al acusar, en esas tierras del sur, a Félix Salgado Macedonio de violador y acosador sexual. En Michoacán el candidato natural de Morena era Cristóbal Arias Solís, quien renunció a ese partido y se pasó a las filas del Movimiento Ciudadano en donde lo nominaron como aspirante a la gubernatura.

En Sinaloa, Benítez Torres afirma que todavía no tiene respuestas sobre su proceso de impugnación.

Sin duda, que este “movimiento nacional” de morenos deja fracturas al interior de este partido y puede dar al traste con las elecciones de junio próximo y de paso dejar al Presidente de la República sin mayoría legislativa en la Cámara de Diputados federal.

En los reclamos, los militantes y líderes morenos, señalan que los procesos de elección no fueron claros proceso vía las encuestas, sondeos que en ninguno de los casos se dieron a conocer metodología y resultados comprobables como lo exigieron los perdedores, la semana pasada en la Ciudad de México.

Dicen que son unos 20 comités estatales de Morena los que se apoderan de la sede nacional de su partido. Entre otros están ahí líderes locales, cuadros estatales, representantes de inconformes en Tamaulipas, Nuevo León, Zacatecas, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Estado de México, Michoacán, Guerrero, Tabasco y por supuesto algunos militantes de Sinaloa.

Todos coinciden en que Mario Delgado impuso candidatos a gubernaturas estatales y exigen restituir procesos e ir a votación de bases o a elección de delegados. No confían en las encuestas, como lo ha dicho aquí, Benítez Torres.

Mientras, Mario Delgado recorre el país levantando la mano a sus candidatos sin abrir un canal de negociación con los inconformes que tienen en su poder las oficinas centrales.

Al margen de esta toma, siguen su curso entre 15 o 20 recursos presentados por estos mismos inconformes ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Enrique Torres Mendoza, líder de Morena en Tamaulipas, afirmó que Delgado violentó los estatutos a imponer vía muy dudosos sondeos a candidatos ajenos a las bases del partido.

Al grupo de quienes hoy mantienen la posesión de la sede de Morena en la colonia Roma, se suma una fuerte y creciente corriente interna de militantes, representantes, organizaciones, colectivos feministas y legisladoras federales y estatales que se aprestan a dar una fuerte batalla legal y partidaria para anular la candidatura de Félix Salgado Macedonio en Guerrero.

SINALOA SE SUMA A LAS FRACTURAS
Desde Ahome al norte del estado y hasta el sur, en Mazatlán, también hay inconformidades por la forma en que se están decidiendo las candidaturas a los ayuntamientos y las diputaciones, pues hay militantes que señalan “arribismo” y que grupos de poder políticos locales quieren influir en las aspiraciones de los propios morenos.

En Culiacán los registros de los precandidatos Graciela Domínguez y Óscar Loza Ochoa ya levantaron ámpula, sobre todo por la autoridad moral que trae Óscar como uno de los veteranos defensores de los derechos humanos. También se apunta por esa candidatura la diputada federal Merary Villegas y el considerado oportunista que ahora como premio de consolación quiere ir por Culiacán, el ex priista Gerardo Vargas Landeros.

En Mazatlán ya se apuntó muy temprano la que no quería ser candidata, la Síndico Procuradora, Elsa Isela Bojórquez Mascareño; también David González Torrentera, ex director de Desarrollo Económico y Pesca.

Con ambos, el químico Benítez Torres ha tenido diferencias y con la maestra universitaria, los excesos de poder y soberbia del alcalde, lo han llevado a cosechar lo que sembró, porque las acusaciones de Bojórquez Mascareño ante instancias electorales y partidistas tienen al munícipe al borde del precipicio y de su carrera política.

ENTRE BROMA Y BROMA…
Benítez Torres ya de perdis quiere la reelección, pero no sabemos si ayer domingo en que vencía el plazo para los registros, haya solicitado ir por segunda ocasión por la presidencia porteña. Esta mañana volvió a bromear con los reporteros de la “fuente” del Ayuntamiento y dijo que “no sabe si lo registraron”, pero que ahí está el partido y que luego sacará la lista de los que se registraron en la precandidatura en busca de la silla del poder de la Perla del Pacífico.

Roberto Rodríguez el “Roro”, gracias a que lo designó Benítez Torres como encargado de Morena hace unos meses, ahora siente que puede ser alcalde de Mazatlán. Es un buen técnico-administrativo y operador de programas sociales, pero de político tiene lo que nosotros de astronautas.

Si la maestra universitaria Bojórquez Mascareño es la ungida como candidata a la alcaldía de Mazatlán, sin duda que el químico Benítez de inmediato renunciaría a su partido Morena, del que dice fue fundador no sólo en el puerto, sino en Sinaloa, con el argumento que de nuevo fue traicionado.

Estaremos pendientes de lo que resulte entre los morenos y que a ellos también, esta elección del 6 de junio no será un día de campo.