Sin línea

0
61

*México, la frágil democracia
*Mazatlán y el Covid-19
*¿Quién frena a el químico?

MÉXICO, LA FRÁGIL DEMOCRÁCIA
A cinco meses de las elecciones del 6 de junio, que serán las más grandes en la historia del país porque renovarán 15 gobiernos estatales –casi la mitad de la República-, los partidos políticos en México enfrentan descomposición política interna pues por un lado tienen que aliarse para poder tener mayores posibilidades de triunfo y por otro, en las nominaciones de sus candidatos, se advierten las rupturas y fracturas.

La sociedad mexicana, los 90 millones de votantes de una población cercana a los 130 millones de personas, nada más mirando cómo se tiran y embarran lodo por todos lados. La democracia a la mexicana, además de un Presidente de la República autoritario rayando en lo dictador, exhibe que a los partidos poco les importan los ciudadanos.

A su vez, los millones de mexicanos están más preocupados por enfrentar la pandemia con una vacuna que no termina por llegar a las mayorías y que hoy los gobiernos le dicen a la gente que “se quede en casa”, pero vamos a ver en la medida en que se acerque la fecha de los comicios federales y locales van estar demandando que los votantes acudan a las urnas, porque es un “deber cívico” sufragar por las personas que los van a gobernar.

Vendrá pues, la contradicción “quédate en casa” y después exigir “debes ir a votar”, no puedes dejar tu boleta en blanco para que se cometa una eventual irregularidad de los “partidos y los políticos corruptos”. Incluso, hay riesgo de que sean las elecciones con mayor porcentaje de abstencionismo.

Por otra parte, el proceso electoral de 2021 se estima que pueda ser uno de los más conflictivos de la historia porque se tiene a un Presidente de la República muy activo que interviene en política en contra de los opositores y que divide a los millones de mexicanos y de votantes. Mientras, vemos una actitud subordinada del actual Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, hacia el Ejecutivo.

Vivimos pues tiempos inéditos por la pandemia de Covid-19 que afecta a México y al mundo, donde una sociedad civil está más inmersa en una crisis sanitaria, económica y de seguridad, preocupada por su supervivencia, que por las votaciones y el destino de los partidos políticos.

La democracia y el bien común sólo son frases gastadas que ya estamos hartos de escuchar.

Estas elecciones serán las más grandes en la historia reciente y estarán en disputa 3,465 cargos públicos; 15 gubernaturas; 500 diputaciones federales; 1,027 diputaciones locales; 1,907 presidencias municipales y 16 alcaldías de la ciudad de México.

MAZATLÁN Y EL COVID-19
Mazatlán, pese a que la autoridad municipal ha frenado el Covid 19 para que no se extienda como en otras ciudades y destinos turísticos, hay que vernos en el espejo de lo que sucede en la gran ciudad de México donde el semáforo en rojo regresó para aumentar las tragedias de esa hermosa región del centro del país.

Y decimos vernos en ese dramático espejo para no relajar, como sociedad, los protocolos sanitarios que han hecho que en muchas otras ciudades la pandemia cierra la economía y mete en crisis a miles de familias que viven de empleos y de empresas pequeñas que quiebran ante el menor problema.

En la ciudad de México hay una “rebelión” de restauranteros por reabrir locales, pese al semáforo rojo, mientras que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, llama a los capitalinos a no asistir a este tipo de establecimientos mercantiles, que pueden ser focos de mayores contagios. Contradictoriamente a la convocatoria que debería hacer una autoridad para tener una economía viva y en crecimiento.

Sheinbaum afirmó que se refuerzan las inspecciones del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y que de encontrarse restaurantes que reciban a comensales, se procederá como hasta ahora se ha hecho: hacer un apercibimiento, en primer lugar, y en caso de no hacer entender se procederá a las sanciones y clausuras.

Aquí, en Mazatlán, estamos lejos de ver lo que sucede en la gran ciudad, pero tampoco hay que echar las campanas al vuelo y realizar, todos en el ámbito de las competencias, que el semáforo rojo no nos alcance.

¿QUIÉN FRENA A EL QUÍMICO?
Y siguiendo con la pandemia, pero ahora más local, ayer lunes el presidente municipal de Mazatlán cerró su “campaña” en tiempo de precampaña.
Así es, ayer en un conocido campo de béisbol el químico dio por concluido su famosa Asamblea Informativa por la defensa a las decisiones de militantes y simpatizantes de Morena Sinaloa donde acudió un gran número de personas olvidando la sana distancia y algunas personas hasta sin cubre bocas.
Es por eso que nos preguntamos, ¿quién frena a el químico?, él si puede hacer lo que quiera sin que ninguna autoridad le llame la atención, él sí pude juntar a gente sin llevar a cabo las normas de seguridad sin importar que los casos de covid estén en ascenso.
Los contagios de coronavirus en el país van en aumento y no se diga en Sinaloa, es por eso que le mandamos una recomendación al alcalde que no le gane la calentura de seguir haciendo ruido en MORENA, primero debe de pensar en la ciudadanía y evitar haciendo sus reuniones convocando persona con el peligro de ser víctimas de un contagio.