Sin línea

0
160

*Químico, político de rancho
*¡Multarán a quien haga fiestas!

QUÍMICO, POLÍTICO DE RANCHO
El cinismo y las ambiciones políticas llevan al alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, a perder el piso y de creer que, sin obra pública de fondo, salvo ornamentar el Malecón y más allá, hasta la Avenida Camarón Sábalo, en la Zona Dorada, podrá alcanzar la candidatura al gobierno de Sinaloa.

En el ámbito nacional, el gobernador Quirino Ordaz Coppel tiene el “reconocimiento” del Presidente de la República y en las giras de trabajo que ha realizado por el estado así lo ha demostrado el mandatario tabasqueño.

Mucho ha contado en esas relaciones “afectuosas” entre Quirino-AMLO, que el gobernante mazatleco no se ha enfrentado al Presidente de la República como lo han hecho los gobiernos panistas a través de la llamada Alianza Federalista que le exigen a López Obrador un nuevo Pacto federal y reparto más justo y equitativo de los recursos federales. Además, esos gobernadores acusan a López Obrador de un presidencialismo autoritario y eso no perdona el caudillo de Macuspana.

Un trato similar le prodiga Ordaz Coppel al químico Benítez, a quien apapacha en cada gira de trabajo que realiza por la ciudad y puerto de Mazatlán, pero están muy distantes en la forma de gobernar y hacer política.

Incluso, la “gran obra pública” en Mazatlán proviene de los recursos federales y estatales que el propio Ordaz Coppel ha conseguido y traído para los mazatlecos y de la que se ha “colgado” el alcalde porteño como lo fue en fecha reciente la entrega de manera oficial de las avenidas Rafael Buelna y Camarón Sábalo.

Esa noche ante el gobernador, el químico presentó un “mini informe” de sus 255 obras en el año; obras muy cuestionadas en pavimentaciones de calles de 50 metros o rehabilitación de infraestructura luego de que solamente se les dio una pintada a bardas de escuelas o canchas de áreas deportivas.

En fin, son los “otros datos” del alcalde Benítez, quien por cierto en sus excesos a lo largo de los últimos meses ha dicho una y otra vez que es uno de los “mejores alcaldes del país” dentro y fuera de Morena, pero nunca exhibe sus encuestas marca patito.

Lo que si es cierto es cada día se confirma y se abulta el expediente en las instancias electorales, sobre todo del Tribunal Estatal Electoral, en donde en cualquier momento se puede aplicar la cláusula de ilegibilidad para cualquier cargo de elección popular, luego de las acusaciones de abuso de poder, acoso laboral y de violencia política de género en contra de la Síndico Procuradora, Elsa Bojórquez Mascareño.

Al químico le han hecho creer que ya maduró en la política y que está listo para llegar hasta el infinito y más allá y por lo pronto rebasar por la izquierda al Senador Rubén Rocha Moya en sus aspiraciones por la candidatura al Estado de Sinaloa.

Sin embargo, el alcalde porteño ha dado muestras de desesperación por las encuestas que ubican muy arriba al ex rector de la UAS, a quien en la crítica falaz señala que es un “arribista” y advenedizo y que ni fundador de Morena es. Este fin de semana, sabremos dónde ubicar la seriedad y responsabilidad de un Rocha Moya frente a la frivolidad y los excesos de un político marismeño que ha hecho política de rancho.

¡MULTARÁN A QUIEN HAGA FIESTAS!
Como una medida más para evitar contagios de Covid-19, el gobierno de la Ciudad de México con Claudia Sheinbaum implementará multas hasta por más de 8 mil pesos para quien realice fiestas o posadas en esta contingencia sanitaria.

Mientras, debido a la escalada de contagios por Covid-19 en el país, lo gobiernos panistas de Quintana Roo, Yucatán, Guanajuato, Tamaulipas, Baja California Sur, Querétaro, Aguascalientes, Durango y Chihuahua anunciaron la implementación de una política común en los nueve estados bajo su administración para frenar los contagios de Covid-19, entre los que destacan el uso obligatorio de cubrebocas, aplicación masiva de pruebas para detectar el virus SARS-CoV-2 y la prohibición de festejos, tanto guadalupanos como navideños. Los mandatarios azules así lo dieron a conocer a través de un video mensaje a sus respectivas poblaciones.

En tanto, las personas que viven en condominios y unidades habitacionales de la Ciudad de México y hagan fiestas o reuniones de más de 10 personas, podrán ser multada desde los 868 a los ocho mil 688 pesos, de acuerdo con la Procuraduría Social capitalina (Prosoc).

La Prosoc informó en un comunicado que “con el propósito de impedir que se registre cualquier posibilidad de contagios en las unidades habitacionales, las autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Agencia de Protección Sanitaria y el C-5, elaboraron un protocolo para inhibir las celebraciones de fiestas en esta época decembrina.

Detalla que la “omisión de esta disposición se sancionará por la Procuraduría Social de la Ciudad de México, en términos de la ley en la materia”, que quiere decir, con base en la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles, que en su artículo 87 señala que por faltas que afecten la tranquilidad o la comodidad de la vida condominal, se aplicará la multa correspondiente.