Rivas Valdés Promete Seguridad y una Policía Limpia y Honesta

0
109

 

*Rechaza que este dañada

*Niega “militarización” del país

Con la apuesta de 19 años de experiencia de mando policiaco, el secretario de Seguridad Pública de Mazatlán, Federico Rivas Valdés, prometió dejar un cuerpo policiaco limpio y honesto y rechazó que la policía preventiva de la ciudad este dañada, aunque si hay que hacer un retiro de policías que ya están viejos y cansados y abrir las filas a nuevos cadetes. Negó también que a nivel nacional haya una “militarización” con la Guardia Nacional.

El capitán de La Marina e ingeniero de profesión sostuvo esta mañana un desayuno con más de 50 socios de la AMPI, que preside Luis Enrique Peraza, con quienes realizó un positivo intercambio de opiniones sobre la seguridad de Mazatlán y las estrategias que se tienen para el puerto en la materia. Entre los integrantes de la AMPI hubo satisfacción y hasta hubo el compromiso de donar una patrulla a la Secretaría de Seguridad Pública para que opera en la Zona Dorada.

Luis Enrique Peraza dio la bienvenida al titular de la SSP y reconoció las capacidades de Rivas Valdés, quien tiene una experiencia de 33 años en La Marina y 19 de policía. Reconoció que Mazatlán requiere de buenos policías para darle seguridad a la población y para que el ramo inmobiliario siga creciendo y con la confianza de que se puede invertir en esta ciudad y puerto.

En su plática, el capitán Rivas Valdés hizo un recorrido de su larga carrera en distintos estados de la República y aceptó las “dolencias” de los cuerpos policiacos y hasta problemas de corrupción y que en la seguridad pública interviene la política. Admitió que la policía preventiva de Mazatlán tiene profesionalismo y capacidad de trabajo, aunque hay algunas cosas que mejorar.

Aceptó que todas las corporaciones policiacas se han actualizado y fortalecido en los ámbitos estatal y federal, pero no en el municipio, no en la policía preventiva, que es el eslabón más vulnerable de la cadena. Reiteró que en la preventiva hace falta capacitación, reclutamiento, mejores armas, equipamiento, además de mejores salarios y prestaciones laborales; “tener un trabajo digno”, enfatizó.

Finalmente rechazó que el país se “militarice” y que algunos mandos de la Marina o el Ejército antes de llegar a la Guardia Nacional u ocupar cargos de mandos policiacos van a cursos de capacitación policial en Manzanillo.