Propone Pucheta garantizar mejores prestaciones de vida a adultos mayores.

0
27

 

La falta de apoyos reales a nuestros adultos mayores arroja a las calles a un mayor número de ellos poniendo en riesgo su salud, afirmó Fernando Pucheta Sánchez.

El líder social destacó que los mercados de Mazatlán y del mundo congregan sueños, mucho trabajo pero también abandono como los casos que abordó este día al visitar a cinco comerciantes, que conocen de la necesidad económica y afectiva hasta de su propia familia.

Isidra Zepeda, de 60 años, vende nopales, tamales y frutas de temporada afuera del mercado de la colonia Juárez, tiene seis hijos pero solo el que vive con ella, de 20 años, le ayuda economicamente pues es ayudante de pintor. En cambio, ella continua apoyando a un hijo que tiene una discapacidad en sus brazos y vende dulces en los camiones foráneos.

También platicó con Alma Arcelia Barrera. de 61 años, quien a causa de la pandemia mantiene a sus dos hijas quienes se quedaron sin empleo. Ella vende articulos para el hogar afuera del mercado Miguel Hidalgo y trabaja desde las 5:30 de la madrugada hasta las 3 de la tarde. Rosa Prado Guardado, de 74 años, trabaja desde hace 20 años en el mismo centro de abastos vendiendo camarón seco, mazapanes y a veces nopales. Semanalmente viaja desde Tecualilla hasta Mazatlán y se queda a dormir dos o tres dias en casa de una tía. Su sueño es vender dulces en su casa pero no tiene los recursos para comprarlos.

El señor Francisco Rodríguez Amaya, vende cocos y caña, le dicen “Francisco Viene Viene” porque anteriormente cuidaba carros, pero desde hace trece años se dedica al comercio. A él le gustaría tener un permiso estable para vender en su carreta pues ya tiene 13 años de ambulante.

La pandemia sacó a don Alfredo Guzmán Zamora de trabajar de un oxxo a consecuencia de sus 70 años. Ahora se dedica a vender pepitorias, canela, frutas y semillas deshidratadas. Por lo regular vende en estacionamientos de plazas comerciales, deambula por las calles porque el gobierno no le ha dado un permiso fijo para vender en un solo lugar. Si bien le va, al día vende 200 pesos, lo cual medio le alcanza para pagar agua, luz y alimentarse.

Historias como estas, de personas que deberían ya dedicarse a descansar y atenderse, son muy comunes, afirmó Fernando Pucheta. Mientras a algunos sin necesidad económica les llega pensiones del gobierno federal, a otros se les regatea un apoyo que se han ganado por derecho, agregó.

Junto a sus compañeros de la agrupación “Pucheta, Una Mano Amiga” el ex alcalde de Mazatlán pidió el apoyo de los mazatlecos para los adultos mayores que aun y con sus años y enfermedades, se levantan temprano a vivir la vida, trabajar y disfrutar los pocos ingresos que pueden conseguir. Pidió no pasar de largo cuando los veamos, ya que en esta época decembrina decaen mucho las ventas para ellos pues la gente se dedica a comprar otrotipo de alimentos y regalos.