Niña, una perrita del basuron que tuvo una segunda oportunidad gracias al rescate de Pamela y Francisco

0
65

Lo que empezó como un apoyo de alimentos para perritos abandonados en el basuron, se convirtió en una misión de rescate.

Pamela Ochoa Borboa, Estilista canina nos narra cómo fue que comenzó todo y se trata ni más ni menos que con la idea de llevarle alimentos a los perritos abandonados en el basuron de Mazatlán, fue entonces cuando hace unos meses Pamela lanzó la invitación en redes sociales para ver si alguien la acompañaba, Francisco Javier Pulido, joven animalista, levantó la mano y decidió acompañarla.

Una vez estando en el lugar, comenzaron a darle los alimentos a los canes, sin embargo, ambos se dieron cuenta de las pésimas condiciones en las que se encontraba una perrita, a la cual decidieron llamar “niña”.

“Habían ocho perros queriéndola violar, ya traía ella su parte muy inflamada y yo me metí y la  agarré, francisco me estuvo quitando a todos los perros y salí con ella” describió la estilista canina

Además, detalló que después del rescate a la perrita, también rescataron a otros 15 perros más, sin embargo, la situación de “niña” era delicada, pues con estudios realizados descubrieron que la perrita tría anemia, las plaquetas bajas y hasta el riesgo de morir si era operada, por ende optaron por darle el tratamiento de un mes y fue ahí cuando descubrieron que la pequeña can estaba esperando a sus cachorritos.

Por fortuna y al paso del tiempo muñeca presentó mejoras en su estado de salud y además pudo tener sin complicaciones a sus cachorros, y hoy gracias a Francisco y Pamela buscan dueños responsables para la adopción de estos.

Así mismo, ellos se encargaron de buscarles familias a los demás perros rescatados, pues todos merecen vivir en armonía con amor y tranquilidad, merecen una segunda oportunidad, y aunque  ni los 15 perros, ni «niña» y sus perritos son los primeros y últimos perros recatados por la pareja de amigos, esperan que la sociedad sea más consiente en el tema del cuidado de mascotas  y no abandone a su suerte a estos, que en su mayoría es lo que pasa cuando los canes crecen.

Además, hacen un llamado a la sociedad para no maltratar a los animales de la calle, si no por lo contrario ayudarlos con agua y alimentos.

“Mi mayor preocupación es que ya no sufran tanto, la problemática siempre va ser bastante, pero nosotros como ciudadanos tenemos que salir de la trinchera a hacer algo por los animales” describe Francisco Javier.

Por otro lado, Pamela cuenta con su estética canina de nombre “Papuchy”, en donde la idea de una mejor atención a los perritos llegó a su mente y Francisco la apoya, es decir, la estética se encarga de darle el amor y el cuidado que los canes merecen, sin embargo, una idea que llegó para quedarse es la de “fiestas perrunas”, estás cuentan con un precio al cliente, y en ella se encargan de consentir en su máximo esplendor a los animalitos de cuatro patas, con pasteles, dulces, juegos y hasta piñatas y bailes para los perritos, las fiestas se organizan cada cierto tiempo de acuerdo a los organizadores y los perritos son divididos por tamaños, es decir, un día la fiesta perruna es para perritos pequeños, otro día para perros medianos y otro para perritos grandes.

 

Con el dinero recaudado los jóvenes amigos lo utilizan para seguir apoyando a los animalitos de la calle, ya que no solo se encargan de conseguir alimentos sino también de darles una atención médica.

Así que ya sabes, Francisco Javier Pulido Sarmiento y Pamela Ochoa Borboa son dos ángeles para los animalitos de cuatro patas y si tu también eres de esas bellas personas que gusta apoyar, puedes comunicarte con ellos a los teléfonos 669 925 0000 con Pamela o al 669 142 3833 con Francisco.

Además, puedes visitar sus redes sociales en donde nos muestran un poco del trabajo que ejercen en “Dame tu patita hogar perruno” y “Papuchy”.