¡Llegó el Panochero…Lleve sus…!

0
344

 

*Algunos se molestan por el refrán

*Las “panochas” se venden más

Amadeo Ovalle Romero, es uno de los más populares vendedores ambulantes de pan y veteranos en Mazatlán. Mucha gente lo conoce en el centro de la ciudad y en las playas del puerto, sobre todo por su singular grito: ¡Llegó el panochero!…¡Lleve sus panochas!, que a algunos les da risa por el refrán y otros, los pocos, se molestan, porque creen que es una falta de respeto.

Pero él, con su natural alegría en sus ventas, sigue adelante y caminando las principales calles y avenidas de Mazatlán en la búsqueda de sus clientes y de nuevos consumidores de donas y “panochas”, un pan abierto con crema pastelera hecha con maicena de vainilla, muy rica al paladar.

Amadeo tiene 30 años en la venta de donas y “panochas”. Las compra a Ramón, quien curiosamente es pulmonero, y las revende a 10 pesos; en un buen día llega vender hasta 300 y en uno malo, solamente 100, pero aun así dice que sale para dar el gasto.

Uno de sus clientes llega a comprar allí a un lado del Monumento al Pescador y en su estilo Amadeo vuelve a gritar: ¡Llegaron las panochas, compre porque se estaban acabando y sólo quedan los redondos!

Y el cliente le dice “Cuanto por el redondo” y con la malicia del mexicano y mazatleco Amadeo contesta: “Hablo de los de azúcar, porque el otro no se vende” y ambos al unísono sueltan la carcajada.

Yo vendo y no busco ofender, agrega y afirma que recorre muchos lugares de la ciudad y puerto.

Después de la entrevista Amadeo se enfila hacia la Gutiérrez Nájera…¡Se va el panochero!…¡Compren porque se acaban!… ¡Panochaaasss!!!