Gobierno de Tumbos y un Alcalde “Inestable Emocionalmente”: Aguilar Colado

0
578

 

*El químico es “mi compadre”, dice

*Intereses extraños con el Grupo ARE

“Veo un gobierno de tumbos, estancado, no hay estabilidad; veo un químico muy inestable emocionalmente y eso no ayuda en nada…Viendo a quien tumba para decir que tiene mano dura y que sólo sus chicharrones truenan…”, dice en la entrevista Luis Antonio Aguilar Colado, quien fuera hasta hace unas semanas el Director Jurídico del gobierno de Mazatlán.

Truena duro contra Alejandro Higuera y Fernando Pucheta, pero está rodeado de higueristas y puchetistas que le “hablan al oído”. Diego Ávila en su gobierno representa al Grupo ARE, que está haciendo torres en la ciudad y puerto.

En la amplia plática, en sus oficinas de abogado en la calle Rosales, Aguilar Colado dice que llegaron de la campaña con una estructura de gobierno, pero en los hechos las cosas cambiaron con algunos personajes que le hablaron al oído a “mi compadre” y que son priistas y panistas; dentro de gobierno está Sergio Rubio y creo “que ya llegó Memije, claramente identificados con Alejandro Higuera y en Presidencia Municipal una secretaria, Teresa, que fue auxiliar personal de Guillermo Quintana Pucheta”.

Dijo más adelante que ningún funcionario ha renunciado por su voluntad, todas han sido bajas ordenadas por el alcalde; “en mi caso (como Director Jurídico) nunca tuvo la cara para decírmelo, lo hizo a través del secretario del Ayuntamiento; en mi lugar llegó una muchacha que no sabe ni dónde están los juzgados”.

En el mismo sentido, Aguilar Colado habló de Diego Ávila, que en lo electoral representó al PRI y que defendía a Fernando Pucheta. Ávila trabaja para el Grupo ARE, de los Arellano, a quien hay que pagarle más de 140 millones de pesos por el asunto de una gasolinera que no se construyó; el Grupo ARE son los constructores que están haciendo varias torres en la zona costera y turística. “Allí hay un asunto de inmoralidad de un lado y otro”, apuntó.

Mazatlán está estancado en general y en lo único que se desarrolla es la construcción de las torres de los Arellano. Hay problemas de inseguridad y el turismo es de temporadas; “veo un gobierno de tumbos, no hay estabilidad; veo un químico muy inestable emocionalmente; viendo a quien tumba para decir que tiene mano dura, demostrando que sólo sus chicharrones truenan; un gobierno debe ser

sensible, negociador”, subraya, quien también fuera funcionario en los tiempos de alcalde de Jorge Abel López Sánchez.

Todos los funcionarios se han ido por cosas sin importancia, porque así lo decidió el químico Benítez, para hacer creer que es de mano dura, reiteró el ex funcionario y quien dice que sigue en el partido Morena.

Esos despidos son una arbitrariedad en la Cuarta Transformación porque los están liquidando con cantidades menores, además que el químico detiene los pagos.

Qué le preocupa de este gobierno?, fue la última pregunta a Aguilar Colado.

-“Me preocupa la situación en que nos está poniendo (el alcalde) para la futura contienda electoral y esto es lo político; en lo social, esa frivolidad para tener a la gente a pan y circo y cancelar eventos para después poner a la gente a bailar La Chona…No hay claridad en algunos gastos; me preocupa la banalidad y no atender verdaderamente al pueblo; quien no este conmigo está contra mí”.