Esto pagarás si sales positivo en el alcoholímetro

0
1903

El “Programa Alcoholímetro” no es recaudatorio, ni violatorio de los derechos humanos, sino una medida para evitar accidentes, pero sobre todo la muerte de personas; el “objetivo es salvar vidas”, dice el comandante Jaime López Muñoz, coordinador operativo de la Unidad de Alcoholimetría de la Dirección de Tránsito Municipal.
Durante un reportaje, se pudo apreciar el trabajo responsable de elementos de Seguridad Pública, Tránsito, Protección Civil, fiscales del Ayuntamiento, Jurídico y hasta un integrante del Órgano de Control Interno, quienes con respeto a los derechos humanos se detiene al conductor y se aplica, de manera aleatoria, el alcoholímetro y al dar positivo se les indica que no puede manejar la unidad motora en esas condiciones y que le llame a un familiar para que venga por él al lugar donde se realiza el operativo, en este caso sobre la Avenida Rafael Buelna, casi frente a Soriana Plus.
Pese a que buena parte de los conductores se molestan por detenerse en el “filtro” y más si se les aplica la “prueba”, aunque resulten negativos. Algunas personas, sobre todo los jóvenes, se inquietan y en ocasiones llegan a agredir al personal del alcoholímetro.
El comandante Jaime López, insiste es que estas medidas tienden a que las personas lleguen “sanas y salvas” a sus casas, en donde alguien los espera. “Nuestro trabajo me parece muy humano porque “salva vidas”, enfatizó.
El funcionario nos explica cómo funciona el “aparato” del alcoholímetro y dice que con sólo colocar el mecanismo dentro de la unidad ya se mide las partículas de etanol y confirma si la persona al volante trae aliento etílico. De ser así, ya se le pide que estacione la unidad y se le practica una “prueba” más personal con un médico y en donde también se cuidan las medidas para evitar el contagio del Covid 19.
El mando de Tránsito dice que el dar positivo una persona con aliento alcohólico o en estado de ebriedad no significa que vaya a la barandilla, sino que se le da el derecho de que una persona acuda por él y lo único que se hace es pagar de inmediato la multa de alrededor a los 2 mil 241 pesos. Indicó que muy pocos llegan a barandilla hasta que se les baje el efecto de las bebidas.
Dijo que en caso de que la persona sancionada es turista, se pide el apoyo a la Policía Turística para que conduzca la unidad motora hasta el hotel donde está hospedado el visitante.
Jaime López hizo un llamado a las personas que salen de fiesta a que se cuiden, se protejan y busquen apoyo con un conductor designado en caso de beben alcohol o cervezas y se sientan en estado de embriaguez; también que pidan el apoyo de la policía para que lo lleve, de ser necesario, hasta su hogar.
Por su lado, Óscar Jesús Martínez Aguiar, coordinador general de la Unidad de Alcoholimetría, dijo que el aparato para hacer las “pruebas” es muy caro, con un costo de 60 mil pesos, pero es muy funcional, moderno y sofisticado en la detección de partículas de alcohol y que hay pocos en el país; sólo lo tenemos “nosotros en Mazatlán, en Nuevo León, Guadalajara y la ciudad de México”.
Dijo que además de participar en el programa diferentes personas de dependencias del gobierno, pueden hacerlo personal de los derechos humanos por aquello de que alguna persona se inconforme con las autoridades municipales.