Entre el Esoterismo y el “Te de Calzón”

0
181

 

*Tés para “domar” y “amansar”

*Hay que tener mucha fé

Misticismo y esoterismo es lo que encierran los productos que vende doña María Elena García en la Guadalupana, uno de los comercios en uno de los pasillos del mercado “José María Pino Suárez. Es un “negocio” en la que se tienen muchas cosas para hacer el bien, aunque hay “curanderos” que compran para hacer limpias y una que otra travesura.

Hay velas, pociones, infusiones y bebidas embotelladas de todos precios y colores para trabajos blancos y a veces no tantos; para la buena suerte y atraer el amor, también el trabajo y el empleo. Doña María Elena admite que hay el “te de calzón”, aunque para ella es un mito, y se trata una infusión para dárselo al ser amado para seguirlo reteniéndolo.

Hay otros tés para “domar” o “amanzar” a la persona y hasta el toloache para “apentontarlo”.

Dice que la mayoría de las cosas se deben tomar con fe, incluyendo la gente que cree en la “Santa Muerte”. En la Guadalupana hay figuras desde la Virgen de Guadalupe, aunque en este comercio abundan más las efigies de la Muerte.

Dice que lo que más vende son las veladoras de santos, desde San Judas Tadeo; aguas espirituales de Santos; de yerbas para hacer el bien y para limpias; jabones espirituales. Hay ungüentos hasta de mariguana.

Finalmente, doña María Elena dice que hay mucha gente que cree en la “Santa Muerte”. Una figura de la Muerte cuesta mil pesos, aunque en esta tienda hay una “Santa Muerte” que cuesta cinco mil pesos.